Graves enfrentamientos en protesta contra el G-8

Ocurrieron en Alemania, a cuatro días de la cumbre. Hubo casi 150 policías heridos y 17 detenidos.





#

Los manifestantes cargaron contra la policía y quemaron vehículos a su paso. La protesta comenzó en forma pacífica, con coloridas manifestaciones antiglobalización.

ROSTOCK, Alemania.- Lo que empezó ayer como una colorida marcha pacífica en la ciudad portuaria de Rostock terminó en una caótica situación que dejó a más de 146 policías heridos, 18 de ellos de gravedad.

Un grupo de manifestantes arrojó ayer piedras y botellas de vidrio contra la policía alemana durante una multitudinaria protesta contra la próxima cumbre del Grupo de los Ocho.

Los agentes combatieron a la turba violenta con gases lacrimógenos y cañones de agua. Sin embargo, pese a los 13.000 agentes que desplegaron, el caos no se pudo evitar. Ayer por la tarde no se conocía la cantidad de civiles heridos.

Vehículos en llamas arrojaron una nube de humo en las calles de Rostock. Los gases lacrimógenos se expandieron por el área portuaria de la ciudad.

La manifestación, autorizada por las autoridades, tuvo lugar cuatro días antes del comienzo de la cumbre de los ocho países más industrializados del mundo, que se realizará en la población turística costera de Heiligendamm. Allí, la canciller alemana Angela Merkel recibirá a los líderes de los otros miembros del G-8: Gran Bretaña, Francia, Japón, Italia, Rusia, Canadá y Estados Unidos.

Si bien todo comenzó pacíficamente, algunos alborotados arrancaron trozos de pavimento, los fragmentaron y se los arrojaron a la policía. Los agentes de seguridad, con chalecos antibala, cascos y escudos, intentaron contenerlos. Cinco camiones policiales llegaron al área para arrojar agua a los manifestantes.

Un vehículo de la policía fue destruido y numerosos automóviles estacionados fueron incendiados. El portavoz policial Karsten Wolff dijo que los atacantes estaban haciendo pedazos todo lo que encontraban a su paso. Frank Scheulen, otro portavoz de la policía, estimó que la cantidad de manifestantes violentos era de 2.000.

La policía dijo que en total, unas 25.000 personas acudieron a la protesta, pero los organizadores señalaron que fueron más de 80.000. Las autoridades dijeron que 17 personas fueron arrestadas. En algunos casos, la policía detiene brevemente a algunos manifestantes hasta que se tranquiliza la situación y luego los deja en libertad. Werner Raetz, uno de los activistas opuestos a la globalización, se distanció de los manifestantes violentos. "No hay justificación para estos ataques'', sostuvo Raetz, miembro del grupo Attac, uno de los organizadores.

La policía ha establecido una valla de 12 kilómetros (7 millas) para aislar el lugar de la cumbre y ha prohibido manifestaciones en las inmediaciones. En cambio, se preveían marchas y protestas en varios complejos de los alrededores. En un momento, una larga fila de policías marchaba por una calle para dispersar a los manifestantes, pero fueron atacados con piedras desde atrás.

Uno de los organizadores de la protesta pidió calma por los altoparlantes. "La policía está retrocediendo para que podamos realizar nuestra protesta en paz, que es lo que queremos'', sostuvo. La marcha comenzó sin violencia, y la mayoría de los manifestantes permaneció pacífica y escuchaba tranquila los discursos en una gran plaza cercana al mar. La protesta fue organizada por varias decenas de grupos bajo el lema "otro mundo es posible''. "El mundo que ha creado el dominio del G-8 es un mundo de guerras, hambre, divisiones sociales, destrucción ambiental y barreras en contra de los emigrantes y refugiados'', manifestaron los organizadores en folletos que entregaban por las calles. (AP)


Comentarios


Graves enfrentamientos en protesta contra el G-8