Gremialismo y política



NEUQUÉN (AN).- Dirigentes surgidos del gremio ATE hace siete años formaron Unión de los Neuquinos (Une). Este año un grupo de sus dirigentes, entre ellos Alejandra Barragán, se alejó y promovió un nuevo partido: Instrumento Electoral para la Unidad Popular. –¿Qué pasó en Une? –Nos fuimos hace un año de Une y no a la casa precisamente, por tener una trayectoria sindical no sólo de la provincia sino de la república quienes conformamos ATE, muy poderosa. Constituyó la CTA en la época del genocidio económico del menemismo y somos una continuidad. Creemos que no hay que hacer las dos cosas en paralelo: la gremial y la política. –¿Se quebró Une? –No, es concretar una línea que traemos desde hace mucho, desde distintos escenarios. Yo fui concejal. Un grupo de dirigentes que conformamos esta línea política partidaria que tiene que ver con constituir organizaciones en forma permanente porque creemos que la acción política es eso. Y constituimos una herramienta, Instrumento Electoral para la Unidad Popular, que a nivel nacional tiene a la cabeza a Claudio Lozano y Víctor De Gennaro. Intentamos que Une, soy una de las fundadoras, volviera a ser esa herramienta que nos contuviera a todos. No se pudo. –¿Por qué? –No me sentí representada en esta nueva etapa y al no tener coincidencias con sus dirigentes tenía dos opciones. Apoyar y en el tiempo de retomar el camino que yo creía que se debía sostener o retirarme a construir lo que uno cree que es importante y es lo que hicimos. Orgullosos estamos de haber constituido Une.


Comentarios


Gremialismo y política