Gremio de la Fruta piensa en medidas de fuerza

Analiza flexibilizar el pedido de aumento salarial que ronda el 30%.



#

Hay mal humor en el sindicato frutícola.

José Pierroni

ROCA/CIPOLLETTI (AR /AC).- De muy mal humor y tras una paritaria de “poco diálogo”, ayer los referentes del Sindicato de la Fruta de Río Negro y Neuquén abandonaron la reunión que arrancó alrededor de las 10, advirtiendo sobre la toma de medidas de fuerza. “Acá no queda otra, vamos a salir y tomar los galpones”, sostuvo el secretario general del gremio, Rubén López. A la tarde, y ya en Cipolletti, se reunieron los secretarios generales de las seccionales del sindicato y decidieron hacer una ronda de consultas con los delegados de los galpones de empaque para analizar la posibilidad de “flexibilizar” el pedido del 30% y así avanzar en las negociaciones. En el nuevo encuentro paritario que se desarrolló a la mañana en el Ministerio de Trabajo, en Roca, no hubo ningún acercamiento y se decidió pasar a un cuarto intermedio nuevamente pero sin una fecha precisa. “Quedamos libres de acción, así lo notificamos y ahora veremos cómo seguir en el plenario. Ellos se plantaron en el 6% y de ahí no se movieron, y nosotros vamos por el 30%, ese es nuestro mandato y la cifra indiscutible porque ellos no quieren negociar”, dijo López en Roca. Alrededor de las 17, en la sede del Consejo Central del sindicato, en Cipolletti, se reunieron los secretarios generales y aunque las medidas de fuerza eran una alternativa definieron posponer una definición en este sentido porque en esta época hay pocos galpones funcionando. “Hay sólo tres o cuatro galpones trabajando”, reconoció López e informó que se decidió que “cada secretario General hable con sus delegados para ver si hay un margen para bajar el 30% que había ratificado el plenario”. Para esta tarea, adelantó, se tomarán entre esta semana y la que viene ya que “la reunión paritaria pasó a un cuarto intermedio pero sin fecha”, explicó el también diputado provincial por el Frente para la Victoria. En septiembre López explicó que en septiembre los galpones de empaque abren las atmósferas controladas para comenzar a sacar la fruta que guardaron esta temporada. Si hasta esa fecha no se hubiera generado un acuerdo por el aumento de salarios de postemporada cabría la posibilidad de que se defina un plan de lucha. La idea es impedir la entrada y salida de camiones con fruta, una medida de acción directa que ya se realizó en otras oportunidades. La discusión salarial de postemporada siempre fue resistida por los empresarios y compleja para el gremio porque en esta época hay pocos trabajadores prestando servicios.


Comentarios


Gremio de la Fruta piensa en medidas de fuerza