Guardería de un peso la hora



N., es encargado de uno de los turnos de un "ciber" que hace gala de ser el predilecto para los juegos en red. Concuerda con que hay casos de "una adicción absoluta" a internet.

Ubica la franja de afectados en los varones entre los 14 y 16 años. Los más chicos, dice, están más controlados y los más grandes "ya no tienen arreglo porque son los mismos que sufren de la adicción al alcohol o se la pasan en los boliches".

El límite parece ponerlo solo el dinero o el cuerpo. Unos juegan dos horas seguidas, "otros laburan para venir a jugar", como los chicos de la calle, o bien se juntan en grupos de conocidos o amigos. En los casos más graves que a N. le tocó conocer, pierden el colegio, quedan libres, se llevan a rendir materias y hasta abandonan el secundario.

En cuanto a las causas, es categórico como la psicoanalista Arias, aunque desde un punto de vista pragmático. "Tienen que ver los padres; no les dan pelota, entonces lo toman como una descarga o, en el caso de los niños de la calle, se sienten contenidos".

En sus jóvenes 25 años, N. se lamenta porque "no podemos darles ningún tipo de ayuda", pero cuestiona que "los mismos padres que les dan la plata porque por 1 peso la hora tienen una guardería barata". Los adolescentes le cuentan que no tienen contención suficiente en la casa, o que los padres les pegan o discuten.

Hay quienes gastan hasta 4 y 5 pesos diarios en los juegos, un buen ahorro si se compara con las antiguas salas de videojuegos donde $ 0,50 sirven para sólo 5 o 10 minutos. "Una hora por un peso les permite disfrutar mucho más".

A la hora de hablar de los juegos, el "Counter Strike" se lleva al 98% de los "adictos". Un servidor proporciona un mapa y la posibilidad de tomar el papel de policía o ladrón. La consigna es eliminar al oponente; ¿las armas? Ametralladoras, cuchillos, granadas, bombas... La última onda son los juegos on line, que combinan el "chat" y la posibilidad de competir con personas en cualquier parte del mundo.

Notas asociadas: Internet y la compu, nuevos objetos de adicción

Notas asociadas: Internet y la compu, nuevos objetos de adicción


Comentarios


Guardería de un peso la hora