Guillermo Pereyra, sus votos en contra y el juego a dos puntas del MPN

El MPN siempre pone un huevo en cada canasta le dijo “Río Negro” al senador neuquino y dirigente petrolero, quien contestó: “Un huevo y un ovario”. Habla de su relación con Lucila Crexell.



ENTREVISTA

Por Arnaldo Paganetti

La interna del Movimiento Popular Neuquino (MPN), ladina, se juega en todos lados, siempre arrimada al fogón del poder. “Río Negro” consultó en la noche del miércoles a sus dos representantes en el Senado, Guillermo Pereyra y Lucila Crexell, acerca de como votarían las dos leyes claves enviadas por el kirchnerismo. Ambos mandaron señales confusas. Dijeron que estaban analizando las cuestiones con asesores y que tenían dudas. En rigor, ambos compañeros de la última interna se recelaban entre sí.

¿Qué sucedió finalmente? El petrolero adoptó una postura francamente opositora -a todo le dijo que no- y la simpática Crexell se alineó tanto con el oficialismo que un legislador K se atrevió a comentar en voz alta: “es una de las nuestras”.

-Ustedes los del MPN siempre ponen un huevo en cada canasta, comentó este diario a Pereyra.

-Un huevo y un ovario, bromeó entre risas el sindicalista.

-¿No le parece incoherente?

-No. Estamos en democracia y podemos pensar distinto. Los dos respondemos a la misma plataforma política del partido pero tenemos libertad de conciencia. Ninguno es dueño de la verdad.

-Ahora, ¿por qué usted terminó votando en contra, si algunos de sus colaboradores anticiparon que no le daría vuelta la cara al gobierno en el tema deuda?

-Lo analicé hasta último momento y me pareció inútil aprobar la ley de Cristina. El gobierno asumió un compromiso y un lugar de pago tras la reestructuración de 2005 y 2010 y ahora quiere unilateralmente cambiar el domicilio. Acá hay que pagar porque existe un fallo desfavorable del juez Griesa, convalidado por otro tribunal y la Corte de Estados Unidos. Se puede, sí, negociar y ver la forma técnica de satisfacer nuestro compromiso.

-También discrepó con su compañera sobre la ley de Abastecimiento, ¿por qué?

-Es que el proyecto aprobado avanza directamente contra la propiedad privada, dispone clausuras y la incautación de mercaderías sin juicio previo ni derecho a la defensa. A diferencia de Lucila, crero que es una norma claramente inconstitucional. Basta con la actual ley de defensa a la competencia.

-Su postura actual es francamente contraria a la del gobierno, ¿se sigue proyectando hacia 2015?

-Sabe que orgánicamente respondo al MPN, pero individualmente converso con todos. Respondo a todas las invitaciones que me hacen desde el peronismo. He hablado dos veces con (Daniel) Scioli y una vez con (Sergio) Massa, con el que espero juntarme la semana próxima porque la situación del país es muy difícil, casi límite. Los trabajadores que pertenecemos al movimiento nacional justicialista no queremos darle un cheque en blanco a nadie.

-Usted no comparte la estrategia del gobierno frente a la sentencia de Griesa, ¿eso lo deja más cerca de los fondos buitre?

-Para nada. Lo que quiere la CGT (de Hugo Moyano) es ser convocada al debate para tratar de lograr un entendimiento. El gobierno no puede actuar con imposiciones reconociendo solamente a sus amigos de la CGT de (Antonio) Caló. La Justicia aún no se expidió y el gobierno sólo reconoce a los amigos. Es la verdad.

-¿Pero sigue con intenciones de ser candidato a gobernador?

-No cuestiono el triunfo de la lista Azul. No abandonaré el espacio político al que pertenezco. Ocuparé los puestos de minoría este sábado y los de mayoría en algunas seccionales. Hay que fortalecer la unidad del MPN. Vamos a empujar el carro en la próxima elección, como no hicieron en el pasado reciente algunos de nuestros compañeros con los que tenemos algunas diferencias.

-¿Sospecha del acercamiento del gobernador Jorge Sapag con Nación respecto de la cuestionada nueva ley de hidrocarburos?

-No hay otra manera que solucionar el tema que a través del diálogo. Hay que conversar. El gobernador es un administrador con conocimientos en materia energética y es su responsabilidad llegar a un acuerdo. Quiero también que se arrimen posiciones, pero no dudaré en formular denuncias si compruebo que la nueva presentación de la Rosada es solo un maquillaje.

Agencia Buenos Aires


Comentarios


Guillermo Pereyra, sus votos en contra y el juego a dos puntas del MPN