Guinzburg se multiplica en la pantalla de América

Vuelven a la tele "La Biblia y el calefón" y "Peor es nada". Al ciclo con Fontova se sumarán Elizabeth Vernaci y Laura Oliva. Continúa con el proyecto de reeditar "Cosa juzgada".

Buenos Aires, (Télam).- El actor, humorista, conductor, periodista y productor Jorge Guinzburg reanuda su labor televisiva con "La Biblia y el calefón" y el martes próximo vuelve a su antiguo amor, "Peor es nada", con su inseparable "secuaz" Horacio Fontova.

"Volver a hacer "Peor es nada" (los martes a las 22 por América) es un reencuentro artístico con Horacio Fontova, al que se suman Elizabeth Vernaci y Laura Oliva, y actores de los que se va a hablar como "revelación"", descontó Jorge Guinzburg.

En las enormes y lujosas oficinas que su productora posee en Puerto Madero, Guinzburg declaró que "si sale como yo quiero, el próximo ciclo se va a parecer a "Peor es nada" sumado a "La noticia rebelde", porque tengo ganas de rescatar ese periodismo satírico que hacíamos".

Los viernes a las 22 por América pondrá al aire "La Biblia y el calefón" que, según Guinzburg, "mantiene su formato pero se incluyen sorpresas como la forma de ingresar de los invitados, con una nota dedicada a cada uno de ellos, y dramatizaciones e improvisaciones a las que se pueden sumar".

La otra novedad de "La Biblia..." vendrá por el lado de los premios, ya que los televidentes deberán llamar a una línea telefónica para participar en el sorteo semanal de un automóvil, que podrá favorecer al público, a una institución o a los propios invitados.

El artífice de "El reportaje atrevido" de la revista dominical "Viva", que le demanda la preparación de un cuestionario de 100 preguntas, definió que va a preguntar "no pensando en si voy a incomodar o no al entrevistado, sino realmente lo que quiero saber, porque seguramente es lo que la gente también preguntaría".

El actor que creó tantos personajes desmintió que tuviera un doble para realizar tantas actividades y en medio de un bostezo admitió que vive "siempre con un poco de sueño".

Para un actor y conductor, que al mismo tiempo es su propio productor, "el momento de lanzamiento es de bastante locura y efervescencia en el que uno siente que falta un montón de cosas para llegar".

"Es parecido al primer día de clases de primer grado, que es la única vez que uno tiene ganas de empezar las clases, y no veo el momento de comenzar. Pero el segundo programa te sale peor que el primero, porque te relajás".

Pero todavía falta contabilizar otro proyecto, "Cosa juzgada", a cargo de Andrea Stivel, que todavía espera cerrar los números, porque "implica mucha producción y mucho dinero, porque lo va a dirigir un director de cine, se va a trabajar con director de fotografía, con guionistas y con más horas de grabación".

"Habiendo sido el mejor programa de la televisión argentina -dirigido entonces por David Stivel- ¡hay que volver a hacerlo! Y estamos incluso trabajando para modificar el formato para permitir que la gente sienta que en estos 30 años algo ha cambiado", contó.

Guinzburg dice que en su vida, las cosas no las buscó: "Se dieron; yo estaba haciendo "En ayunas" en Radio Belgrano, y Abrevaya y yo le llevamos un proyecto a Carlos Montero, y cuando lo vio, nos dijo que Becerra y Castello le habían llevado un proyecto muy parecido, así que la única forma de que no pareciera que nos habíamos afanado, era juntarnos a los cuatro. Así nació "La noticia rebelde".

"Cuando hacés en televisión un programa como "La noticia rebelde" te vas convirtiendo en productor, y ya en 1989 hice producciones independientes, pero claro que en forma más artesanal".

"Ahora prefiero ganar menos pero que salga como yo quiero, así que la posibilidad de hacer eso en un canal está vinculada a poder tener una productora propia", destacó.


Comentarios


Guinzburg se multiplica en la pantalla de América