Guitarras y poesía en homenaje a Víctor Jara

Los artistas estarán hoy en Centenario con un recital que piensan repetir.



CENTENARIO .- Las guitarras y las voces de seis artistas de la música y la palabra se conjugarán esta noche en el recital poético musical en homenaje al cantautor chileno Víctor Jara.

Se trata de los poetas Horacio Bascuñán y Eduardo Palma Moreno, quienes junto a los músicos Alberto Zapata, Patricia Largo, Bey González y Rodrigo Zapata desplegarán a partir de las 21.30 un extenso repertorio de música y poesía compuesta por el artista chileno asesinado en 1973, pocos días después del golpe militar en el país trasandino.

La convocatoria abierta al público local y regional se realizará en la sede del centro de Residentes chilenos "Pedro Aguirre Cerda", ubicado en Canadá y Brasil, de Centenario.

Los artistas, algunos de Neuquén capital y otros de Centenario, iniciaron la actividad grupal en forma fortuita, en oportunidad en que fueron convocados en Neuquén para participar de un espectáculo a mediados de este año. Advirtieron entonces coincidencias en el repertorio de canciones y poesías comprometidas con la vivencia popular, y en la pasión por ciertos autores denominados en alguna época como el "canto nuevo".

"El homenaje a Víctor Jara no sólo se tiene que hacer en septiembre, puede ser en cualquier momento del año y en cualquier parte, ése es parte de su legado", dijo Bey González, uno de los integrantes del grupo.

Víctor Jara, hijo de campesinos, profesor y músico, fue asesinado después de pasar por la tortura en el Estadio Nacional de Chile, en septiembre de 1973. Sus canciones hablan de denuncia y de vida, la de los campesinos, la de los pobladores de los barrios humildes en las ciudades y pueblos, de los sueños y sacrificios de personajes populares. Entre otras creaciones, son conocidas popularmente "Plegaria del Labrador", "Te recuerdo Amanda", "Angelita Huenuman", "Luchin", "El alma llena de banderas" y "Cuando voy al trabajo".

La puesta en escena que se realizará esta noche obtuvo una buena repercusión y asistencia en la capital nequina en otras oportunidades, en tanto posteriormente, el grupo pretende hacer lo propio en Plottier.

"Hay que revalorar estos nuevos espacios de contactos con el público", dijo Horacio Bascuñán, quien planteó la necesidad de generar estos encuentros que fortalezcan el intercambio entre el artista y el público a través de una propuesta cultural movilizadora.

Músicos y poetas aún no se pusieron de acuerdo para darle un nombre al grupo, o no se han dado el tiempo para hacerlo, confiesan. A partir de estas coincidencias artísticas, pretenden incursionar en espectáculos en los que se despliegue la poesía de García Lorca, de Pablo Neruda, de Violeta Parra, de Armando Tejada Gómez, o de los escritores y músicos que hablaron de los duros golpes de la guerra civil española.

"Como verás, coincidimos en sacar al ruedo las producciones de gente comprometida y consecuente con su pensamiento", dijo Alberto Zapata, en un intento de explicar el porqué del nacimiento del grupo.

Aún restan ensayos y la consolidación del grupo, pero este amalgama de poetas y músicos planifica presentaciones futuras con muchas expectativas, y hasta el momento todo se encarrila artísticamente en función de muchas coincidencias. "No es sólo la satisfacción personal y artística, es volcar la cultura al pueblo a través de la vida, obra y producción de estos músicos y poetas. Cosas que no se enseñan en los colegios", dijo Alberto Zapata.


Comentarios


Guitarras y poesía en homenaje a Víctor Jara