Gutiérrez terminó el año con un fuerte déficit fiscal

Las proyecciones oficiales dan cuenta de que el 2016 finalizará con un rojo por encima de los 3.000 millones de pesos. La mayor parte de este desequilibrio se está financiando con deuda pública.



1
#

Optimista. Es como se presenta el gobernador en cada entrevista que otorga. Los números, muchas veces, no le dan la razón.(Foto: Archivo )

2
#

Los números de la administración pública neuquina continúan registrando un rojo importante.

Datos presupuestarios al cierre del tercer trimestre del año pasado reflejan desequilibrios cercanos a los 2.000 millones de pesos, un valor similar al del año anterior. Cabe recordar que en 2015 la Provincia terminó con un déficit del orden de los 4.500 millones de pesos, todo un récord de la joven historia neuquina. Con estos números, el gobierno de Jorge Sapag cerró lo que fue uno de los peores ciclos económicos de las últimas décadas para la provincia.

Todo parece indicar que la administración de Omar Gutiérrez no podrá torcer la inercia que arrastran estos desequilibrios, por lo menos en lo que al corto plazo se refiere.

La tasa de crecimiento interanual del gasto público se ubica, al cierre de septiembre de 2016, en torno al 35%, el mismo nivel que presentan los ingresos.

“Es difícil poder hacer un ajuste presupuestario con una economía en caída e indicadores sociales abrumadores”, confesó un alto funcionario de la administración que pidió mantenerse en el anonimato.

Según la fuente consultada, los números del presupuesto proyectan para el cierre de 2016 desequilibrios por algo más de 3.000 millones de pesos. “El valor es alto, pero marca una desaceleración del déficit teniendo en cuenta los más de 4.000 millones registrados el año anterior”, acotó la fuente.

“En forma relativa se observó una importante mejora. En 2015 tuvimos un déficit de 4.500 millones con un presupuesto de 36.000 millones, las proyecciones reflejan que el cierre 2016 vamos tener un rojo de algo más de 3.000 millones sobre un presupuesto cercano a los 50.000 millones”, se justificó el funcionario.

Pero independientemente de la estadística que muestra el gobierno, no hay que olvidar que el déficit de 2015 fue totalmente desproporcionado y por lo tanto se parte de una base muy alta. Sólo ordenando el desmanejo de la gestión anterior, se corrigió una parte de estos desequilibrios.

La nueva administración se encuentra con muchos inconvenientes para reactivar la economía local, y así generar recursos genuinos, dado que existe un repliegue importante del sector privado ligado a la actividad hidrocarburífera, el motor histórico del desarrollo provincial. Frente a ello apostó a una mayor participación del gobierno provincial en la economía. La incorporación desproporcionada de empleados públicos a la planta del Estado es sólo una muestra de lo mencionado.

Todo este esquema se está financiando con deuda pública.

Con inflación y tasas de interés muy elevadas, poca oferta de crédito interno y precio volátil de las divisas internacionales, continuar en este sendero puede resultar explosivo.

Datos

Fe de errores

Datos

35%
fue la tasa de crecimiento que mostró el gasto público en el 2016. Dos puntos por debajo de la inflación en Neuquén.
$ 4.500
es el déficit registrado por las cuentas públicas en 2015, todo un récord para la Provincia.
En el infograma de la página 3 del suplemento de la semana pasada (inflación-variación mensual) el dato de diciembre de Neuquén es 0,95 y no 0,1 como se señaló. Pedimos disculpas a nuestros lectores.

Comentarios


Gutiérrez terminó el año con un fuerte déficit fiscal