¿Había misiles en las bodegas del “Arctic Sea”?



#

Especialista Woytenko dice que no hay que creerles a las autoridades rusas.

MOSCÚ.- Piratas, exigencias de pago de rescate y quizás también contrabando de armas. El thriller en alta mar sobre el carguero “Arctic Sea” es cada vez más confuso y ya tiene todo lo necesario para saltar a la gran pantalla.

Pero el guión sigue escribiéndose. Expertos militares de alto rango de la Unión Europea (UE) y Rusia por primera vez han explicado con claridad que la oscura historia que rodea al navío, supuestamente cargado con madera con rumbo a Argelia, en realidad sólo puede estar relacionada con el transporte de armas de contrabando.

Sin embargo continúa siendo una incógnita de dónde proceden las presuntas armas -tal vez misiles- y a quién iban destinadas. Toda la historia huele a operación de servicios secretos, opininaba el experto de la Marina rusa Mijail Woytenko. Advirtió que no debe creerse ni una palabra de las autoridades rusas, porque mezclan realidad y ficción.

Todo es demasiado vago y contradictorio, opina sin embargo el experto militar estonio y ponente de la UE sobre Piratería, Tarmo Kouts. El almirante es autor de la hipótesis publicada en “Postimees”, un diario de Tallín, la capital estonia, según la cual los fletes de madera por lo general son idóneos para el contrabando de armas. Está convencido de que en la bodega de carga bajo la madera hay almacenados proyectiles. No obstante sólo sería posible encontrarlos si el carguero atraca en un puerto y es descargado. La naviera finlandesa desmintió de nuevo la teoría de las armas y todavía tiene intención de entregar la madera a Argelia, un cliente fiel de Rusia en la compra de armas.

También el director del Centro ruso para Planificación Militar, el coronel Anatoli Zyganok, considera probable que se tratara de un transporte militar. “Creo que se trata de un cargamento de armas”, dijo al rotativo moscovita “Gazeta”. A estas alturas en Moscú ya nadie cree que Rusia vaya a revelar la verdad. (DPA)


Comentarios


¿Había misiles en las bodegas del "Arctic Sea"?