Habrá una final inédita en Berlín



Los tiempos han cambiado desde aquella final de hace 12 años, cuando la Juventus perdió por penales contra el Milan. Eran tiempos de cuando el fútbol italiano dominaba la escena europea. Un año antes, Barcelona y Juventus, los protagonistas de una inédita final en Berlín, se habían visto las caras en los cuartos, con victoria final para los italianos, después de ganar 2-1 en el Camp Nou tras el 1-1 en la ida en Turín. La Juve jugará su octava final por la Orejona, pero sólo suma dos títulos. El Barcelona lleva disputadas también siete finales, pero, por el contrario, ganó cuatro títulos. En los últimos 12 años, además, ganó tres de sus cuatro trofeos. Ningún equipo ha marcado la última década como el Barcelona. En 2006 logró su segunda Copa con un grupo liderado por Ronaldinho y dirigido por Frank Rijkaard, en el que ya empezaba a despuntar Messi. Después, el argentino lideró una revolución a la que le dio forma Guardiola, que no sólo condujo a los azulgranas a los títulos de 2009 y 2011, sino que lo hizo con un fútbol para el recuerdo. El Barça llega a Berlín con Messi de nuevo en su mejor versión, pero ahora acompañado por el brasileño Neymar y el uruguayo Luis Suárez, un tridente que asusta a cualquiera. La Juve en tanto, necesitará apelar a su gen competitivo, a ese espíritu de lucha encarnado en jugadores como Tevez y Vidal, para responder a las acometidas de un Barcelona que llega con 28 goles al último partido, contra 16 de los italianos. Eso sí, Gianluiggi Buffon, ícono bianconero, sólo recibió siete tantos en todo el campeonato.


Comentarios


Habrá una final inédita en Berlín