Habrá Virreinato

El DT confirmará el lunes. Quiere a Gago y a Martínez.



#

Los hinchas de Boca están en éxtasis. Es que Carlos Bianchi quedó a un paso de regresar al club donde lo añoran. Las cosas cambiaron drásticamente en el transcurso de un par de días, el Virrey se levantó de la ‘siesta’ y ahora, luego de dar el sí el lunes por tres años, tendrá una prioridad: convencer de la vuelta a Juan Román Riquelme.

Sonaba a ciencia ficción hace un tiempo. Bianchi ya le había hecho varios desplantes a los dirigentes de Boca, sobre todo al mismísimo Mauricio Macri, el hombre que más influye en el presidente Daniel Angeli. Un Angelici que entró en cólera cuando Riquelme anduvo de ‘rotation’ por los medios de comunicación, en la previa al cotejo ante Godoy Cruz, y le dio el golpe de gracia al ciclo de Julio César Falcioni.

Parece mentira, pero Angeli dijo esto en la conferencia de prensa donde confirmó la ida de Falcioni: “La Bombonera habló y no podemos tener la soberbia de no escuchar a los hinchas (...) Probablemente influyó la cadena nacional que hizo Riquelme el jueves. Eso predispuso al hincha a ese grito de batalla. Román se cerró la puerta solo. Lo escuché en estos días y le creo que no quería jugar más en el club. Boca nunca dijo que no lo quería”.

Pero ayer sorpresivamente volvieron a reunirse Bianchi y Angelici, y el dirigente salió entusiasmado, tras acordar la parte económica (sólo restarían los colaboradores): “Está muy encaminado. Soy optimista. Carlos contesta el lunes. Le ofrecí contrato por tres años”. ¿Y qué dijo de Riquelme? Dio un viraje: “siempre tuvo las puertas abiertas” para volver a Boca.

Angelici afronta un juego arriesgado, pero sabe que el año próximo será de elecciones en el club. Por eso, intenta tener en la mano el as de espada. Eso es Bianchi. También una daga de doble filo, porque a esta altura, y después de tres reuniones, es obvio que el presidente deberá ceder a todos los pedidos del DT. Económicos, de organización, incorporaciones y plantel en general. Angelici no quiere, pero tendrá que agachar la cabeza y ver el regreso de Riquelme.

Bianchi “se va a tomar el fin de semana y el lunes nos va a contestar. Las reuniones fueron muy buenas, estamos contentos y somos optimistas”, sostuvo. Y aclaró: “que el socio de Boca se quede tranquilo, estamos muy bien encaminados” porque el DT “tiene muchas ganas de trabajar de nuevo”.

De acuerdo a Angelici, ayer se profundizaron las negociaciones y él no piensa en “la posibilidad de que diga que no”. Es más, hablaron de refuerzos. Se habló de la posibilidad de repatriar a Fernando Gago y el Virrey le hizo saber que desde su punto de vista la mejor versión de Santiago Silva la vio en Vélez junto a Juan Manuel Martínez. Por eso, desde su punto de vista habría que hacer un esfuerzo por contratar al Burrito, hoy en el fútbol brasileño. El tema Riquelme volvió a tocarse y a esta altura nadie duda que el Torero recuperará la ‘10’ que usó por última vez en la final perdida de la Libertadores.

Todo hace pensar que se viene un año de novela. Con Ramón Díaz en River y Bianchi en Boca, como en el ‘98. ¿Habrá una última función juntos para el Virrey y Román? Seguramente sí.

FÚTBOL DE AFA


Comentarios


Habrá Virreinato