Habría un careo en la causa de Lotería

Dos testigos se contradicen sobre la maniobra con contratos antedatados



VIEDMA (AV)- José Luis Suárez, presidente de Edificom, la constructora bahiense que facilitó pagos irregulares de concesionarios de Lotería, se presentó ayer a la Justicia.

Su declaración habría determinado que el juez Jorge Bustamante lo convoque a un careo para los primeros días de diciembre, considerando que sus dichos se contradicen con el testimonio del propietario de Edificom, Roberto Vasconcello, quien denunció la maniobra de facturas y contratos para justificar los cheques girados por Tecno Acción que cobró Carlos Ferrari y quien, según sus dichos, entregó el dinero a funcionarios rionegrinos.

“Todo lo que tengo que decir se lo dije al juez”, respondió Suárez al retirarse de Tribunales.

Había sido citado en más de una oportunidad pero, según se supo, no había sido debidamente notificado por la Policía en su domicilio de Bahía Blanca.

Suárez ingresó al juzgado de Jorge Bustamante a las 10 y se retiró a las 14.

Si bien se negó a dialogar con “Río Negro” no descartó esa posibilidad en otra oportunidad. “¿De dónde me dijo que era?”, preguntó para luego de la respuesta responder que “tal vez los llame más adelante”.

A pesar de estar citado a declarar como testigo, Suárez llegó a Tribunales acompañado por el abogado viedmense José Luis García Pinasco, quien lo esperó fuera del juzgado.

En los pasillos tribunalicios trascendió que Suárez fue convocado nuevamente para los próximos días en coincidencia con Vasconcellos, otro de los testigos que ya declaró en esta causa.

La citación de ambos podría estar vinculada a la disposición de un careo y de ser así significaría que Suárez habría incurrido en contradicciones, contraponiendo sus dichos a la declaración de Vasconcellos.

Consultado Suárez sobre su testimonio ayer ante Bustamante que se extendió por cuatro horas, aclaró que hubo más de un cuarto intermedio.

El testigo, que figura como responsable de Edificom en las pruebas sumadas a esta investigación, es dirigente sindical de trabajadores del puerto de Bahía Blanca y también se habría dedicado a la venta de vehículos.

En distintas entrevistas con “Río Negro” y ante la Justicia, Vasconcello dijo oportunamente que Suárez fue incorporado como presidente de Edificom para la firma de los convenios con Tecno Acción y con Ferrari que permitiesen justificar los cruzamientos de facturas y cheques de Tecno Acción, Edificom y Ferrari que cobraba este empresario del juego pero que, según sus afirmaciones, entregaba a dos funcionarios rionegrinos.

Estos convenios aparecen firmados en 1998 y 1999 por Suárez pero Vasconcello asegura que efectivamente se armaron en abril pasado. Como evidencia, habría presentado a la Justicia documentación de Edificom que corroboraría la inexistencia de Suárez por aquellos días.

Por su parte, Juan Carlos Misic -otro bahiense- se presentó a la Justicia para plantear su versión en las maniobras y aduciría haber participado a través de Procon SA. Esa firma también habría entregado facturas a Tecno Acción pero “Río Negro” se entrevistó hace varias semanas en Bahía Blanca con Aníbal Domínguez, quien se presentó como titular de “Procon SA Publicidad y Marketing”.


Comentarios


Habría un careo en la causa de Lotería