Habrían destruido armas 22-4-03



GUERRA A IRAK: El gobernador nombrado por EE. UU. se quedará “lo necesario”

NUEVA YORK (Reuters) – El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, lanzó la invasión de Irak el 20 de marzo diciendo que quería derrocar a Hussein y despojar al país de sus arsenales químicos y biológicos, pero hasta ahora no se ha encontrado rastro de ese tipo de armas. Sin embargo, según el diario The New York Times, un científico iraquí dijo a un equipo militar estadounidense que Irak destruyó materiales para la fabricación de armas químicas y biológicas sólo días antes de que comenzara la guerra. El periódico citó a miembros de un equipo estadounidense según los cuales el científico no identificado los condujo a un suministro de materiales usados en la producción de armas ilegales que él mismo había enterrado. El científico también les dijo que Irak había enviado armas y tecnología convencional a Siria desde mediados de la década de 1990. El informante, quien presuntamente trabajó en el programa de armas químicas de Iraq durante más de una década, llevó al equipo estadounidense a un suministro de materiales usados en la producción de armas ilegales que, según dijo, él había enterrado, reportó el diario desde Irak. Los estadounidenses dijeron al Times que el científico los llevó a lugares donde encontraron precursores para un agente tóxico prohibido por los tratados de armas químicas. También les dijo que los iraquíes destruyeron algunas existencias de agentes mortíferos a mediados de la década de 1990, pero que las autoridades prendieron fuego a un almacén donde se realizaban estudios de armas biológicas apenas cuatro días antes del ultimátum Saddam Hussein.

Más de 1.000 tumbas de presos políticos

BAGDAD (AFP) – Cerca de mil presos políticos fueron sepultados en tumbas secretas en un cementerio de las afueras de Bagdad, dijeron ayer el encargado del cementerio y un sepulturero, mientras mostraban restos de los cuerpos. “El régimen cayó y ahora podemos hablar libremente con ustedes” dijo el encargado, Mohymeed Aswad a la AFP. “Todos eran presos políticos. De diez a 15 cuerpos llegaban al mismo tiempo de la prisión de Abu Ghraib y los enterrábamos aquí”, dijo el encargado. El responsable añadió que el número de cuerpos enterrados ahí es de 993. Al lado se veían seis tumbas vacías. Mohammad Moshan Mohammad, sepulturero del cementerio localizado a unos 30 kilómetros del centro de Bagdad y a dos kilómetros de la prisión, dijo que la mayoría eran presos políticos. Dijo que todos los muertos que llegaron de la temida prisión en los últimos tres años en que ha trabajado en el cementerio tenían entre 15 y 30 años, y eran hombres y mujeres que fueron baleados o colgados. “Los civiles eran colgados. A veces llegaban cuerpos de soldados y todos tenían signos de que les habían disparado. Los podía distinguir por los uniformes”, dijo . No hay nombres en las tumbas, pero sí están marcadas con números. “Esta tumba es de una mujer. Fue colgada”, agregó Mohammad, mostrando el número 952. “Hay otros cinco cementerios en Bagdad con tumbas secretas, o sea que debe haber unos 6.000 cuerpos”, agregó.

GUERRA A IRAK: El gobernador nombrado por EE. UU. se quedará “lo necesario”


Comentarios


Habrían destruido armas 22-4-03