"Hace falta lo opuesto al "síganme..." de Menem"

Horacio Verbitsky explicó por qué adhiere al Frente Contra la Pobreza. Dijo que lo hace como titular de un organismo de derechos humanos. Sostuvo que la sociedad argentina "es artificialmente pobre".



NEUQUEN (AN).- La propuesta que busca materializar el Frente Contra la Pobreza con la consulta popular del 13 al 15 de diciembre, "es el reverso del "Síganme, no los voy a defraudar". La idea es "¡Vamos; a ver qué podemos hacer en conjunto!". Así sintetizó el periodista Horacio Verbitsky los motivos por los cuales adhiere a la propuesta que impulsan en todo el país organizaciones políticas, sociales y gremiales, y personalidades de diverso signo contra los efectos negativos de la economía actual.

Verbitsky preside el organismo de derechos humanos Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y estuvo en Neuquén para explicar la propuesta del Frenapo. La que sigue es la charla que mantuvo con "Río Negro" sobre ese tema.

-¿La Argentina, se ha convertido en un país pobre?

-Comparar la economía de la Argentina con la de Paquistán y Uganda, como hizo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, revela que son casos incompatibles. Esos dos países tienen ingresos per cápita anuales de menos de 400 dólares y la Argentina de más de 8.000. La sociedad argentina es artificialmente pobre, porque para que no haya ningún habitante por debajo de la línea de la pobreza basta con un ingreso per cápita de 2.600 dólares. Aquí están los recursos como para que no haya nadie por debajo de esa línea, si no se usan es por motivos políticos. Este es un planteamiento básico para el Frenapo.

Hay 14 millones de personas por debajo de la línea de la pobreza. Todo el incremento poblacional de este cuarto de siglo lo está. Este modelo no sólo arroja a la gente a la pobreza sino que es globalmente ineficiente, porque el producto bruto per cápita, en ese cuarto de siglo, se ha reducido casi un 10%. Y esto no lo hace un presidente, una ley, ni un decreto, es el resultado de una sucesión de políticas antagónicas con los intereses del conjunto de la sociedad.

-¿Por qué un periodista independiente se suma al Frenapo? ¿No teme ser usado?

-Soy miembro de la junta promotora nacional del Frenapo, que es una organización política no-partidaria, que se propone atacar los dos problemas centrales de la Argentina: la pobreza y el achicamiento de los espacios democráticos correlativo con el empobrecimiento general. Esto es lo que ha dado como resultado en los últimos comicios que casi la mitad del electorado le haya dado la espalda a todas las ofertas presentes en el cuarto obscuro.

Mi participación en el Frenapo es como presidente del CELS. Todos los organismos de derechos humanos participan de esta propuesta y esto tiene que ver con que la vigencia de los derechos humanos está seriamente amenazada por esta situación de empobrecimiento general.

Un análisis de la caída del producto bruto en el último cuarto de siglo revela que las caídas en los períodos de recesión no se recuperan en los ciclos de expansión. Además, quien está ocupado tampoco está a salvo de la pobreza porque cada vez más gente trabaja, tiene empleo y está debajo del nivel de la pobreza.

-¿Usted cree que a través de la propuesta de la reforma política algunos persiguen achicar las libertades democráticas?

-Es posible que quienes lo plantean tengan la mejor de las intenciones, pero el resultado será nefasto. La idea de achicar la representación tiende también a achicar el peso de los representados.

El gasto de la política es significativo pero desproporcionado en importancia en relación a otros gastos, como las transferencias y subsidios en favor de los grupos económicos más concentrados para explicar la situación de la pobreza.

Terragno dijo que si suprimiera el funcionamiento de todas las instancias legislativas nacionales, provinciales y municipales eso sólo alcanzaría para pagar 56 días de intereses de la deuda.

Esto no quiere que no haya que corregir dispendios. Hay una cosa ciertamente irritante por parte de lo que se ha convertido en una clase política: dispendios; reparto de privilegios; irracionalidad en el funcionamiento... este no es un sistema político austero.

El último mensaje de las urnas es que la gente no encuentra en la clase política respuesta alguna a la solución de sus problemas.

Esta cooptación de los partidos políticos, por la cual los que llegan al poder levantando un discurso progresista y popular terminan aplicando una política reaccionaria y antipopular, hace que al cabo de casi 20 años de democracia la gente haya perdido confianza.

El proyecto que nosotros llevamos a la consulta popular de diciembre, de aplicarse, modificaría la situación de todos los habitantes. Crearía un salario de ciudadanía de 500 pesos para cada familia tipo, que haría que ningún hogar quedaría debajo de la línea de la pobreza. Esto implicaría un cambio para los desocupados porque volverían a ingresar al mercado, pero también para los que están ocupados. Esto produciría además un shock distributivo formidable, producto de volcar al consumo una masa de dinero enorme a través de los sectores que no tienen propensión al ahorro y a la fuga sino al consumo interno.

-¿Porqué tanta expectativa con una consulta no vinculante?

-No hay otra alternativa que no sea confluir en un proyecto común, por eso es necesario un frente nacional. Hay que pasar a la ofensiva a través de un proyecto colectivo.

Si un millón y medio o dos millones de personas van a votar, esta movilización social de los representados en demanda de derechos que les han sido conculcados va a resonar tanto o más que los votos que le dieron la espalda a todas las alternativas el 14 de octubre, porque no se tratará ya de una suma de individualidades sino de una propuesta organizada. La propuesta será el reverso exacto del "¡Síganme, no los voy a defraudar!", la idea es "¡Vamos; a ver qué podemos hacer en conjunto!".

Héctor Mauriño

vasco@rionegro.com.ar

Premio en EE. UU. a la libertad de expresión

NEUQUEN (AN).- El próximo 20, Horacio Verbitsky recibirá en Nueva York el premio "Libertad de Prensa 2001", que otorga el Comité para la Protección de los Periodistas.

Verbitsky es uno de los cuatro periodistas distinguidos este año en todo el mundo por su contribución al sostenimiento de la libertad de expresión en la Argentina. El Comité se creó para ayudar a periodistas en situación de riesgo y uno de los casos que le dieron origen fue el de Jacobo Timerman, secuestrado por la dictadura militar.

El premio se otorga todos los años a personas u organismos que defiendan la libertad de expresión y fue asignado este año a un camarógrafo palestino que trabaja en la Franja de Gaza; a un periodista chino que investigó casos de corrupción; al director de un diario de Zimbabwe que investigó los preparativos de grupos paramilitares para forzar el éxodo de la minoría blanca y a Verbitsky.

En el caso del columnista de "Página 12" y presidente del CELS, el reconocimiento es por contribuir a afianzar la libertad de prensa a través de acciones que han dado como resultado la derogación del delito de desacato; la creación de la asociación Periodistas, que defiende el ejercicio independiente de la profesión en total pluralismo; y el proyecto de despenalización de los delitos de calumnias en injurias contra los funcionarios públicos.

Competitividad en la cuenca neuquina

NEUQUEN (AN).- El gobierno y el sector pequeño y mediano empresario comenzaron a analizar cómo se aplicará en la cuenca neuquina el programa de competitividad para reactivar pozos hidrocarburíferos de baja productividad, de acuerdo con las medidas dispuestas el jueves por el presidente Fernando de la Rúa. Si bien la tajada grande se la llevan las grandes empresas radicadas en la zona, existe una serie de yacimientos descartados precisamente por el agotamiento de la producción o la retracción de los niveles óptimos de rentabilidad. En paralelo, algunas empresas que ya operan -incluso algunas que han obtenido la adjudicación de áreas secundarias- reúnen los requisitos del decreto 1380.

Una fuente del gobierno neuquino indicó que "se está estudiando, porque hay empresas que podrían trabajar en el viejo Octógono fiscal o en Sierra Barrosa, que son las áreas más antiguas". Además, indicó, "hay empresas de ese nivel ya radicadas", y mencionó "al menos tres: Fox Petrol; Gas Medanito e Ingeniería Sima".

El decreto alienta la explotación de los pozos de baja productividad con la creación de nuevas empresas regionales o las ya existentes, radicadas "en las provincias productoras".

Para activar el plan se reglamentará la ley 17319 para permitir la subdivisión de concesiones ya otorgadas y la creación de una nueva figura, que permita ceder los pozos de baja productividad. Los acuerdos se firmarán con pymes, empresas titulares y concesionarias de áreas.


Comentarios


"Hace falta lo opuesto al "síganme..." de Menem"