“Hace y dice lo que quiere, cual si fuera dueño de la verdad”



Quiero aclarar mi condición de converso al kirchnerismo anticacerolista. El resto de mis setenta y cuatro años los dilapidé buscando el rumbo ideal de mi Argentina; equivocado claro, ya que siempre tuve vocación e interés por la política. Adhiero desde el 25 de mayo de 2003 al kirchnerismo y a estas alturas me permito analizar, con menos ignorancia que muchos, los últimos 55 años de la historia política argentina, de la que siempre –tal lo expresado anteriormente– fui curioso. Mirando retrospectivamente ese periodo político, se atraviesan distintos estados de ánimo y esperanzas, incluidas la desazón y el espanto. Estos puntos de vista, si bien pretendo que sean públicos, los dirijo al señor Carlos Torrengo, quien conjuntamente con la señora Verónica Bonacchi firma el megarreportaje aparecido en el diario del 17 de junio, mimetizado en el segmento “Espectáculos”. Puntualmente me ocupo de las tres páginas completas, catorce imágenes del personaje Jorge Lanata, célebre aventurero periodístico, más una de un cuarto de página. Hace mucho tiempo que nadie ha merecido tanto despliegue del “Río Negro” como este señor, que ha ganado popularidad por su acendrado odio al gobierno actual. No obstante, señor Torrengo, yo a usted lo seguiré leyendo como lo hice siempre. No soy fanático y reconozco su enfoque y su pluma en muchos temas, aunque disienta en muchos de ellos, pero me da la impresión de que usted no necesita ser tan funcional. Usted tiene peso propio. El dueño de este número de la sección “Espectáculos”, Jorge Lanata, es un espectáculo en sí mismo. Con su rostro de chapa galvanizada, este audaz y mentiroso titiritero que bate todos los récords del ego, apartado de cualquier clase de coherencia, es capaz de incursionar en cualquier empresa. Las explicaciones las dará después, en caso de que alguna de ellas resulte un desastre, como ya lo ha hecho. Hace dos o tres años, cuando envió una colaboradora a realizar el inventario inmobiliario del matrimonio presidencial, en Calafate, en uno de esos programas mostró e insistió en lo mismo en varios programas; el mapamundi que relacionaba en el país todos los medios informáticos del grupo Clarín, que formaban un monopolio vergonzoso. Para entonces estaba en pleno auge la discusión de la ley de Medios, sin percibir que estaba “avivando giles”, entre los que me contaba. Todo esto, como la mayoría de las barbaridades que inventa y que hay que desactivar, tienen su archivo respectivo. Sin olvidar que su tema es la política, realmente da pena. Entre algunas de las preguntas infantiles que le hicieron los entrevistadores, con respecto al tiempo que la presidenta dedicaba diariamente a informarse de la prensa, en el armado de la “sanata” de su repuesta dijo: “Todo lo que hacen se evapora. Fíjate YPF; duró una semana y se acabó”. Este comentario hace que no siga más refiriéndome a este Robin Hood a favor de los débiles (en este caso “Clarín”). De lo que hablo, hay archivos. Este reportaje del mundo artístico destiñe la tinta del “Río Negro”, cuya orientación política no tiene dudas para los lectores; pero no la niega, no la oculta ni la disimula. El programa televisivo “6-7-8” evidentemente es políticamente oficialista, juntamente con algún medio gráfico, y de política creo que estamos hablando, pero este señor Lanata hace y dice lo que quiere cual si fuera el dueño de la verdad revelada, y en esos menesteres cometió el pecado de explicar algunas cosas sobre los formadores de opinión y los economistas agoreros. Además hizo docencia sobre la “prensa”. ¿Él, docencia respecto de la prensa? Al mundo le falta un tornillo. He aquí algunas preguntas de un periodista al inocente entrevistado: ¿Sos la contracara de “6-7-8”? ¿Por qué el periodismo está tan cuestionado en este momento? ¿Pero no es sólo periodismo militante el que está con el gobierno? En los últimos años se instaló la idea de que todos los intereses de la prensa responden a su interés y no a la realidad, ¿por qué? ¿Te sentís la oposición? Pero trabajás para “Clarín” un medio que antes criticabas. ¿Las noticias forman opinión? ¿Politizás a tus televidentes? Realmente, ¿no le parece que le ha dedicado mucho tiempo y espacio a este individuo? Rodolfo Darriba, DNI 7.560.897 Cipolletti

Rodolfo Darriba, DNI 7.560.897 Cipolletti


Comentarios


“Hace y dice lo que quiere, cual si fuera dueño de la verdad”