Hacen en un trailer estudios médicos a estatales





Bioquímicos de Catriel cuestionaron las condiciones en que se realizan los exámenes de la ART Horizonte

CATRIEL (ACA).- La instalación en un predio municipal de un trailer de la ART Horizonte para examinar a los empleados públicos que trabajan en Catriel y la certeza de que el operativo se extenderá a otras ciudades de la provincia, provocó malestar entre los profesionales de la salud de esta ciudad.

Las quejas se hicieron oír ante el Colegio de Bioquímicos, la Federación Médica de Río Negro y el hospital local.

Los reclamos apuntaron al sistema adoptado por la ART para llevar adelante los estudios de los empleados. Entre los argumentos planteados se contó el desagrado por la modalidad de atención, basada en maratónicas jornadas en las que se recepciona un promedio de 100 personas; la cuestionable seguridad de las normas bio-médicas y el cercenamiento de la posibilidad de desempeño a los profesionales radicados en la provincia.

El bioquímico Alberto Gattás denunció ante este diario la serie de irregularidades que percibe como trabajador de la salud, y manifestó que ya había planteado las quejas ante el Colegio de Bioquímicos de Río Negro y ante la dirección del hospital público de Catriel. Medidas similares se preparaban desde una clínica privada de la localidad, para extender la denuncia ante la Federación Médica de la provincia.

Entre 600 y 700 empleados que trabajan en dependencias públicas de esta localidad serán examinados en un móvil sanitario contratado por una aseguradora de riesgos de trabajo, para realizar los exámenes que la legislación establece.

Desde las 8 de ayer, decenas de empleados de la administración pública comenzaron a concentrarse en el predio municipal céntrico (junto al Salón de Usos Múltiples municipal), donde se instaló el trailer de la compañía que maneja los seguros por riesgos laborales de los trabajadores públicos de la provincia.

Los empleados reclamaron porque tuvieron que soportar la espera a la intemperie cuando reinaba una temperatura muy baja, hasta que a media mañana se abrió la puerta de un aula de un instituto terciario que funciona en el lugar, para que pudieran aguardar los turnos bajo techo. La actividad pareció no estar correctamente diagramada, ya que muchos se enteraron del trámite que debían cumplir por boca de compañeros de trabajo o por terceros.

Según explicaron los profesionales que se encuentran trabajando en el móvil -un radiólogo, una fonoaudióloga, un médico clínico, un bioquímico y una técnica en hemoterapia-, el equipo cuenta con distintos gabinetes por los que van pasando las personas, para que se les practiquen los estudios sanitarios que se denominan «básicos de ley». En algunos casos y dependiendo del tipo de tarea que desempeña cada trabajador, se agrega algún examen de los caratulados como «agente de riesgo».

En Catriel son entre 600 y 700 los empleados de organismos públicos (incluyendo al municipio) que deberán pasar por el móvil para ser sometidos a la serie de estudios sanitarios. El equipamiento permanecerá en la localidad hasta el lunes de la semana venidera inclusive, y luego se trasladará a otras ciudades ya programadas para la visita, como Cinco Saltos y Cipolletti.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hacen en un trailer estudios médicos a estatales