Hacia las profundidades marinas

El robot Nereus llegó a 10.902 metros bajo el mar. Es la primera vez que se toman muestras allí.



#

Nereus es manejado a distancia por unos científicos que viajan a bordo de un barco.

Dicen que el hombre conoce más el espacio que las profundidades del mar. Pero las cosas podrían revertirse. Un nuevo tipo de robot, llamado Nereus, acaba de llegar a la parte más profunda de los océanos: un punto situado a 10.902 metros en la Fosa de las Marianas bajo el Océano Pacífico.

Esta inmersión convierte a Nereus en el primer vehículo de buceo que logra traer muestras de esas profundidades del mar. Algo que puede cambiar aquel concepto sobre el mar y el espacio.

Nereus es un vehículo no tripulado, que pesa unas tres toneladas y mide poco más de cuatro metros de largo. Con esas dimensiones llegó al fondo de la fosa el 31 de mayo, operado a distancia por los científicos a bordo del Kilo Moana. La máquina se mueve a través de un fibra óptica que permite su sujeción, aunque también puede moverse de forma autónoma gracias a unas baterías de litio muy parecidas a las que llevan los teléfonos celulares.

La Fosa de las Marianas está entre dos placas tectónicas en la parte del Anillo de Fuego del Pacífico, donde se producen la mayoría de los terremotos y erupciones volcánicas del mundo. Para llegar hasta allí, Nereus tuvo que resistir presiones 1.000 veces superiores a la de la superficie de la Tierra, iguales a las del planeta Venus.

Sólo otros dos vehículos han conseguido llegar allí: el batiscafo Trieste, en 1960, y el robot japonés Kaiko, en 1995 y 1998.

En su expedición, Nereus recogió imágenes y por primera vez, rocas profundas de las exposiciones de la corteza de la Tierra.

(Agencias)


Comentarios


Hacia las profundidades marinas