"Hagamos algo mientras tanto"

El trágico accidente ocurrido en la Ruta 22 el 26 de setiembre pasado cerca de J. J. Gómez nos obliga a repensar algunas medidas a aplicar rápidamente mientras esperamos tener alguna mejora en seguridad con la ampliación de la calzada dentro de algunos años (¿4?).

El sobrepaso de los vehículos en los lugares prohibidos es uno de los factores que, creo, tienen mucha incidencia en los accidentes. La mayoría de los conductores no respeta la normativa al respecto.

Una solución efectiva sería la colocación de "tachas" metálicas en estos lugares, como se ha hecho en Regina en el área urbana. También es imperioso contar con mayor presencia policial fuera de los puestos fijos para la aplicación de multas por las infracciones cometidas. Se necesita, asimismo, reimplantar el radar de modo de poder controlar las velocidades. Si bien éstas pueden ser medidas poco simpáticas, se busca reducir el alto riesgo en el tránsito.

En cada puesto policial fijo -como en los de Choele, Chichinales, Roca y Barda del Medio- se debería entregar a cada conductor, sin excepción, un escueto escrito de advertencia sobre la entrada en un "área de alto riesgo de accidentes" que remarcara el respeto de las velocidades máximas, el uso de luces de giro durante el sobrepaso, etcétera. En la ruta Chica es necesario eliminar y cambiar de ubicación el drenaje que corre paralelo y muy cercano a la misma, sobre todo en el tramo Roca-Guerrico: es una trampa donde ya se produjeron varios accidentes fatales.

Miguel Tassara, DNI 5.501.263

Roca


Comentarios


"Hagamos algo mientras tanto"