Hagamos calditos caseros

Compartimos una receta que no falla jamás. Para hacer en casa y tener siempre a mano. Facilísima.

Lo más visto



Esta receta de @paulinacocina la probamos hacer en Yo Como y resultó genial. La comparamos con otras que sabíamos de antes y la verdad que nos gustó más esta última versión. No falla. Para hacer en casa y tener siempre a mano tanto para una sopa como para guisos y potajes.

Ingredientes


-1 kg. de verduras variadas
-300g. de sal gruesa
-1 vaso de vino
-1 ramo de perejil
-2 dientes de ajo grandes

Preparación

Sobre las verduras: que siempre haya alguna de hoja y algunas de más consistencia, como zanahoria. En esta versión se utilizaron: zanahoria, zapallo, cebolla, espinacas, choclo, berenjena y zucchini.

Poner las todos los ingredientes en una olla a fuego medio-bajo, sin más líquido que el vaso de vino. Tapar y dejar cocinar, revolviendo de vez en cuando.

Cuando las verduras hayan largado su líquido, destapar y dejar que el líquido se evapore por completo. Todo el proceso tarda aproximadamente 1 hora y media. Ir revolviendo cada tanto para que no se pegue.

Una vez que el líquido se ha evaporado y la verdura está pastosa, pasar por el mixer hasta que quede literalmente una pasta.

Volver a la olla y dejar evaporar el resto del líquido, revolviendo continuamente.

Dejar enfriar y colocar en frascos. Llevar al congelador o freezer, dura como mínimo 6 meses. -cómo utilizar los calditos de verdura caseros:
1 cucharadita colmada de esta preparación equivale a una pastilla de caldo.

La mezcla no llega a congelarse por la sal que tiene así que es sencillo retirar una cucharada y volver el frasco al congelador. Al utilizar, tener en cuenta que no salan tanto como las pastillas de caldo industriales.

Sobre la cantidad de sal y cómo hacerlos sin sal

La sal parece mucha, pero pensemos que utilizamos una pequeña parte en cada porción. Estos calditos salan bastante menos que uno industrial (para que salen igual que los del supermercado, poner unos 500g. de sal). O incluso sin sal. El proceso es el mismo. Si los hacemos con poca o nada de sal, no olvidar que se congelarán del todo y resultará difícil sacar cada porción, pueden congelar ya en porciones. Usar una cubetera y una vez que estén congelados ponerlos en una bolsa. 


Comentarios


Hagamos calditos caseros