“Haití: ¡no estábamos preparados!”



Después del terremoto de Haití me di cuenta de que el mundo no estaba preparado para una catástrofe de semejante magnitud. Creo que ni las Naciones Unidas ni la OEA ni ningún organismo lo estaban, no porque no cuenten con los medios necesarios sino por una falta de coordinación. Creo que como primera medida después del terremoto habría que pedir a todas las naciones del mundo que envíen soldados para organizar a la población y restablecer el orden de modo que no se produzcan revueltas o un principio de anarquía, tal como lo vimos por televisión. Después, identificar a los ciudadanos con tarjetas únicas para saber qué hacían antes del terremoto para ayudar a los miles de personas que se encuentran en situaciones de crisis; esa misma tarjeta podría identificarlos para circular, para recibir su ración de comida y para saber dónde se encuentran. La medida siguiente: establecer a los ciudadanos una tarea comunitaria para empezar la reconstrucción. Creo además en otra medida a la vez: la ayuda humanitaria internacional para poder llegar con alimentos, medicamentos, carpas de campaña, hospitales portátiles y rescatistas por un tiempo prolongado. El mundo cuenta con los medios; es sólo falta de organización. Espero que Naciones Unidas, la OEA y otros organismos aprendan después de este desastre, ya que en este mundo nadie está exento de sufrir un desastre natural de esta magnitud o peor. Carlos Daniel Moure, DNI 21.628.324 Ciudad Autónoma de Buenos Aires


Comentarios


“Haití: ¡no estábamos preparados!”