AHORA: Lazaro Báez fue condenado a 12 años de prisión

Hallan 80.000 dólares escondidos debajo de baldosas

CIPOLLETTI (AC).- Fue un golpe grande que nunca se informó. Ayer trascendió que el pasado fin de semana la Policía logró secuestrar unos 80.000 dólares y unos 4.000 euros que habían sido robados a una familia de Cipolletti.

El dinero estaba oculto en la vivienda de una empleada doméstica que trabajaba en la casa de las víctimas.

La mujer quedó imputada en el hecho pero en libertad por tratarse de un hurto.

Causó sorpresa ayer el comentario que empezó a circular respecto del hallazgo de "unos 250.000 pesos" en una vivienda cipoleña. ¿De qué caso?, fue la pregunta que se hizo más de uno, teniendo en cuenta que se desconocía este viejo episodio.

Se supo ayer que el hecho ocurrió en el mes de diciembre y que fue denunciado en el Juzgado Penal 21, de Cipolletti. Para resguardar la identidad de los dueños del dinero, el caso se manejó con absoluta reserva.

El pasado fin de semana, tras un seguimiento realizado por la Brigada de Investigaciones de la ciudad, se hizo un allanamiento en la casa de la persona sospechada en el hecho. El resultado fue positivo.

"Se encontraron unos 80.000 dólares y unos 4.000 euros", comentó una fuente ligada al caso. Estas cifras totalizan unos 250.000 pesos.

Según se supo ayer, porque aún se mantiene la reserva de la información, el sábado la policía y el personal del Juzgado Penal, se constituyeron en un domicilio del barrio Don Bosco de Cipolletti, donde vive una mujer que trabajaba como empleada doméstica en la casa donde ocurrió el hurto.

La sospechosa tenía esta gran suma oculta en su propia vivienda.

 

Faltaría dinero

 

No se conocieron detalles, pero aparentemente la cifra sustraída habría sido supe

rior.

Incluso algunas versiones indicaban que entre el botín también había algunos pesos argentinos.

Se supo que la imputada habría cosechado más sospechas aún cuando dejó de trabajar en el domicilio donde se cometió el hecho, ubicado en la calle Urquiza de esta ciudad.

No quedó detenida porque como no ejerció violencia para apoderarse del dinero fue imputada por el delito de "hurto", que es excarcelable.

De todos modos la causa judicial sigue su trámite y deberá responder ante la jueza María del Carmen García García.

Trascendió que la empleada doméstica aprovechó una oportunidad cuando no había nadie en la casa de sus ex patrones para retirar el dinero del lugar donde estaba resguardado. Desde allí lo habría llevado a su domicilio para ocultarlo.

"Fue un hecho simple", calificó una fuente ayer, al detallar que se trató de un hurto y que no hay detenidos. Pero la cifra que se secuestró fue importante, a tal punto que en dos meses la información se manejó con extremo cuidado.

No hubo violencia pero fue una cantidad significativa y un golpe grande.

El hermetismo se mantuvo aún ayer para resguardar la identidad de los dueños del dinero.


Comentarios


Hallan 80.000 dólares escondidos debajo de baldosas