Hallan a un joven muerto con un tiro en la cabeza

ROCA (AR).- Un hombre de 26 años fue encontrado muerto ayer en la precaria vivienda que vivía en el predio de APADI del balneario Apycar. El hecho fue advertido por un hermano de la víctima, quien dio aviso a la policía alrededor de las 13, lo que generó que varios patrulleros concurrieran al lugar.

Según pudo saberse, el muchacho sufrió una muerte violenta y, en primera instancia, el médico policial habría constatado que tenía un disparo de arma de fuego a la altura de la sien.

Si bien no había confirmación sobre lo ocurrido, se esperaba la realización de la autopsia para confirmar si se trató de un suicidio o si se estaba en presencia de un crimen.

En el lugar trabajaba la Brigada de Homicidios de la Policía rionegrina, que fue convocada al lugar del hecho apenas se conoció la noticia. Ayer trabajaron en los alrededores de la vivienda donde fue hallada la víctima, en busca de pistas que pudieran orientar la investigación. De todos modos, la causa tenía algunos puntos dudosos que se podrían aclarar en las próximas horas.

El confuso hecho sucedió en el local que se encuentra ubicado frente al piletón del balneario municipal de Apycar, que es administrado por la Asociación de Padres de Discapacitados (APADI). La víctima, que fue identificada por la Policía como Nicolás Angel Díaz, se desempeñaba como cuidador del local y vivía junto a su hermano en una precaria casita que está ubicada al fondo de este puesto.

Díaz se encontraba solo en el lugar, se comentó, y la última persona que lo vio con vida fue su hermano. Por esta razón, se especulaba que el hecho podría haber ocurrido entre la noche del viernes y la madrugada de ayer.

En la pequeña y precaria habitación donde se halló el cadáver, también se habría encontrado un arma de fuego, y ayer se investigaba si podría haber sido utilizada en el hecho.

Fuentes policiales señalaron que Díaz sufrió una muerte violenta y mencionaron que entre las hipótesis, durante las primeras horas, no se descartaba un presunto caso de suicidio. El muchacho fue encontrado tirado en el suelo, en medio de un gran charco de sangre y los investigadores señalaron que sufrió el impacto de un proyectil en la cabeza.

El juez Juan Torres estuvo presente en el lugar y fue quien ordenó el traslado del cuerpo a la morgue judicial que se encuentra en avenida Roca casi Los Andes, donde integrantes del Cuerpo Médico Forense le iban a practicar la autopsia.


Comentarios


Hallan a un joven muerto con un tiro en la cabeza