Hallan la cabeza de rehén decapitado



RIAD (AFP) – Las autoridades sauditas anunciaron la muerte de dos activistas islamistas de madrugada en Riad en un tiroteo con las fuerzas del orden, que encontraron la cabeza del estadounidense Paul Johnson, decapitado tras haber sido secuestrado en junio por un grupo de Al Qaeda, anunció ayer el ministerio del Interior.

En el enfrentamiento, las fuerzas sauditas hirieron y detuvieron a tres sospechosos y mataron a otros dos, uno de los cuales figuraba en la lista de los sospechosos más buscados en el reino.

También resultaron heridos tres policías en el tiroteo, que se produce dos días antes de que expire el plazo de la amnistía que el rey Fahd ofreció el 23 de junio a los extremistas buscados para que se arrepintieran y se entregaran a las autoridades.

Un portavoz del ministerio explicó que el enfrentamiento se produjo cuando las fuerzas del orden intentaron inspeccionar “un lugar sospechoso utilizado por los perdidos (extremistas) en un barrio residencial poblado de Riad”.

Las fuerzas del orden fueron “sorprendidas por intensos disparos de diversas armas, incluidas bombas y obuses de mortero. Al replicar, mataron a dos (sospechosos) e hirieron a otros tres que detuvieron”, agregó el portavoz en el comunicado publicado por la agencia oficial Spa.

El portavoz identificó a los sospechosos muertos como Isa Saad ben Oshan y Mujab Abu Raas al Dusari.

Las autoridades sauditas encontraron allí la cabeza del rehén estadounidense Paul Johnson, ingeniero aeronáutico de 49 años secuestrado el 12 de junio en Riad, y decapitado seis días más tarde.


Comentarios


Hallan la cabeza de rehén decapitado