Hallaron sin vida al desaparecido en Navidad

Lo encontraron en cercanías de una cantera barilochense.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un empleado de la dirección de Defensa Civil barilochense encontró ayer por la mañana el cuerpo sin vida de Benedicto Vergara, el hombre desaparecido desde la noche del 25 de diciembre.

El cadáver del vecino extraviado fue hallado en cercanías de la cantera de Argentino Gómez, ubicada frente al barrio 34 Hectáreas y al sur de la ruta 258, a unos 7 kilómetros del centro y del domicilio que había partido. Las circunstancias indican que Vergara murió como consecuencia del agotamiento y la deshidratación, dado que las autoridades ni el médico policial advirtieron signos de violencia en su cuerpo.

Después de haber pasado el día de Navidad en la casa de su hija Sonia, ubicada en el barrio Diez de Diciembre, en cercanías de Anasagasti y John O’Connor, a las 21.30, el hombre decidió retirarse solo hacia el domicilio de otra hija, ubicado en Yatasto al 1.300 del barrio Alto, cubriendo a pie las doce cuadras que separan ambas viviendas.

Vergara conocía muy bien el recorrido, pero no llegó a destino al horario previsto. Sus familiares se preocuparon porque padecía arterioesclerosis, pérdida parcial de la memoria, y ya le habían realizado una intervención para corregir su problema circulatorio.

Primero temieron que hubiera sufrido un accidente y comenzaron a buscarlo por las comisarías y centros asistenciales. Después entendieron que el hombre debió haber perdido el rumbo y la búsqueda se extendió por toda la ciudad. Se sumaron voluntarios, el rastrillaje se amplió a los barrios periféricos y la zona rural cercana, y a las tareas se agregaron el BORA, la Brigada Rural y la división Toxicomanía y Leyes Especiales con sus perros rastreadores.

El anuncio del hallazgo de un cadáver y la descripción de las ropas que vestía no dejaron dudas. Vergara, después de caminar hasta que las fuerzas lo abandonaron, quedó tendido boca abajo en el monte, pero conservaba su boina vasca bien calada y aferraba en su mano izquierda una gruesa rama pulida que le hacía las veces de bastón. Estaba en el borde de un pinar quemado y parcialmente talado, a 500 metros de los galpones de la empresa que explota la cantera y a un kilómetro de los barrios 34 Hectáreas y Cooperativa 258.

En la inspección ocular participaron el juez Gregor Joos, el secretario Guillermo Baquero Lazcano y el jefe de la Regional de Policía, entre otras autoridades y los expertos de criminalística. El médico policial, Gustavo Alvarez, revisó a la víctima y estableció la ausencia absoluta de lesiones o signos de violencia. Descartó la hipotesis delictiva y por la rigidez de los miembros calculó que el fallecimiento se produjo 24 horas antes del hallazgo.

En ámbitos policiales subsiste la preocupación por la desaparición de Lucila Aurora Zapateiro, una turista que dejó su hotel sin pagar el 12 de diciembre pero no retiró su escaso equipaje ni regresó a su domicilio.


Comentarios


Hallaron sin vida al desaparecido en Navidad