Hasta el anochecer buscaron a un chico que se tiró al Colorado

Con lanchas, rastrillaron varios kilómetros en el sentido de la corriente. <b><a rel="nofollow" href="http://www.rionegro.com.ar/diario/adolescente-de-13-anos-murio-ahogado-en-jacobacci-7999932-9574-nota.aspx" target="_blank">En Jacobacci, a la misma hora, un adolescente murió ahogado mientras se refrescaba en un pozón. </a></b>



#

Foto: Jorge Tanos.-

DESESPERACIÓN

RÍO COLORADO (ARC).- Personal del cuerpo de bomberos voluntarios local, con varias embarcaciones, recorrieron un extenso trayecto orillando la playa del río tratando de dar con un adolescente que se arrojó ayer a las aguas del Colorado para refrescarse y desapareció.

El menor se encontraba con un grupo de amigos de su misma edad, disfrutando de un momento de esparcimiento en una jornada calurosa.

Los chicos menores de edad se encontraban bañándose en un sector ubicado detrás de una propiedad privada, cerca del hospital público, cuando minutos después de las 16, Santiago Carriqueo, de unos 13 años y con domicilio en la localidad vecina de La Adela, decidió utilizar como trampolín un gajo de uno de los árboles del lugar para zambullirse en el agua.

Según relataron sus compañeros, segundos después al adolescente se le pudo ver la cabeza y parte del cuerpo, pero un instante más tarde “desapareció”.

Rápidamente uno de ellos llamó a los bomberos que en pocos minutos montaron un operativo de búsqueda, del cual participaron también la Policía local y algunos vecinos, alertados ante la terrible noticia.

Escasa profundidad

“Se tiró del árbol en un lugar que, cuando caés, golpeás con los pies por lo bajo que está. Salió a flote con esta parte de la cabeza (señalando la nuca) y parte de la espalda y a unos metros movió la cabeza, salió aire (en burbujas) y se hundió”, relató uno de los menores que compartía el baño.

“Nosotros estábamos viendo que no era una joda, llamamos a la Policía y nos tiramos para sacarlo y cuando estábamos a punto de agarrarlo, se hundió y no lo vimos más”, explicó.

Foto: Jorge Tanos.-

En el lugar se vivieron momentos de profundo dolor con la llegada de familiares y amigos del chico.

Los primeros datos que recogieron los uniformados en el lugar dieron cuenta de que la gruesa rama utilizada por el joven desaparecido tenía una altura de unos tres metros respecto del pelo de agua y la profundidad del sector apenas era de 1,40 metros, con un suelo totalmente arenoso.

Los propios jóvenes comentaron que el día anterior habían estado en el mismo lugar donde se bañaron y que en ese momento estaba mucho más profundo.

El rastrillaje se desplegó a lo largo de 20 kilómetros, a orillas de esta localidad, y duró hasta los últimos minutos de claridad con resultados negativos.

Con una mayor logística, todo continuará durante la jornada de hoy jueves.

VIDEO | El relato de un testigo

N1S_Kln8pME


Comentarios


Hasta el anochecer buscaron a un chico que se tiró al Colorado