Logo Rio Negro

Hauche factura a los 3

El Demonio anotó de entrada en los dos tiempos.





Los equipos se acomodaban en la cancha y llegó esta gran definición de Hauche para el 1-0. El Demonio fue el mejor de la cancha y Racing se coronó en Mar del Plata.

Racing se apoyó en la capacidad goleadora del resucitado Gabriel Hauche para superar a River y así se quedó con la Copa de Verano en Mar del Plata.

Con el 2-1, alcanzó las 7 unidades en el torneo reducido y le sacó uno de ventaja a su rival. Independiente, con 1, y Boca, sin unidades, cerrarán mañana el cuadrangular que ya tiene su campeón albiceleste.

Fueron los dos más regulares y los que mostraron mejores pasajes en el certamen y, de movida lo ratificaron. El Demonio Hauche rompió el cero con una gran definición ante la salida de Leandro Chichizola y Ariel Rojas respondió con un gol de antología, porque se disfrazó de Enzo Francescoli y clavó una chilena espectacular para el 1-1.

Sin dudas, la Academia y el Millonario le dieron forma a los 10 minutos más electrizantes en el Minella, pero después volvieron a la normalidad.

En el equipo de Avellaneda, Hauche fue una pesadilla, pero no tuvo la compañía necesaria; mientras que los de Ramón Díaz tuvieron ausencias “ofensivas”, con el Chino Luna y Keko Villalva muy aislados, pero Rojas y Ezequiel Cirigliano en buen nivel.

Aunque no mostraron el vértigo del arranque, los dos provocaron algún que otro “uhhhhh” en la tribuna, con disparos de Lanzini (al palo), Cirigliano (gran atajada de Saja), en River; y otra aparición del Demonio Hauche en Racing, con un disparo que se fue muy cerca.

El segundo tiempo arrancó como el primero: gol de Hauche a los 3. Igual. Los equipos se acomodaban en el campo y el delantero, a otra velocidad, puso el 2-1.

Esta vez no hubo reacción del Millonario y, con el correr de los minutos, la Academia se empezó a conformar con la mínima diferencia y trató de cerrar el partido. El cambio de Luis Zubeldía lo confirma: a los 14, Bruno Zuculini por Javier Cámpora.

A partir de ahí, el desarrollo fue irregular. River fue al frente y contó con algunas posibilidades, pero Luna definió mal y David Trezeguet, que jugó media hora, no estuvo fino para definir.

Racing, confiado en el 2-1, se replegó y tuvo un par de contras, pero también falló. Al final, dejó correr los minutos y se dio un buen gusto de verano.

FBaires

fútbol de afa


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Hauche factura a los 3