Hay alerta máxima por riesgo de incendios en la cordillera

La semana próxima subirá la temperatura y rotarán los vientos.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El siniestro que se desató ayer en cercanías de los barrio Pilar I y II y del camino que conduce al valle del Challhuaco está controlado y en vías de extinción, pero las autoridades pronosticaron mayores temperaturas y rotación de los vientos para la semana próxima, y opinan que aumentara el riesgo de producción y propagación de los incendios forestales.

Para el comisario retirado Roberto Molina, jefe del Splif (Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales), el fuego que afectó unas 40 hectáreas al sur de la ruta 258 no tiene posibilidades de reavivarse, pese a que reconoció que los sectores centrales de la forestación afectada todavía mantienen elevadas temperaturas.

Al confirmar el origen humano e intencional del fuego, Molina explicó que se habían encendido "unos 8 o 10 focos simultáneos en la plantación de pinos, pero después el fuego se unificó".

Agregó que al mismo tiempo fueron avistados otros focos en las 34 Hectáreas, en la ladera sur del cerro Otto y en el barrio Ñireco.

En algunos casos le adjudica la autoría de los incendios "a chicos que se bañan en las aguas frías de los arroyos y después prenden fuego para calentarse", pero no ignora la intencionalidad que motiva innumerables focos.

Otros funcionario señaló que desde 1996 los incendios, en su mayoría, se producen en el sector sur de la ciudad y en inmediaciones de Pampa de Huenuleo, ladera sur del Cerro Otto, Cerros Carbón y Ventana, Pilar y 34 Hectáreas, "significativamente, donde se asientan las poblaciones que carecen del servicio de gas domiciliario", aunque no descartó que los incendios tuvieran otras motivaciones. "Nadie los molesta ni les impide que saquen leña", subrayó.

 

"Condimentos" del fuego

 

Tal como lo habían anticipado las previsiones meteorológicas y los expertos en la lucha contra el fuego, a las temperaturas propias del verano, en ciertas áreas se agregó una prolongada sequía, circunstancias que componen un cuadro riesgoso que se potencia con los fuertes vientos por momentos azotan la zona.

Bajo estas condiciones de riesgo, la estrategia de los especialistas está centrada en el llamado "primer ataque", que obliga a desplegar un sistema de patrullaje y observación para la detección inmediata de los focos.

Los pronósticos anuncian que en la región cordillerana, y en particular en Bariloche, hoy comenzará a rotar el viento y soplará desde el Noreste, arrastrando una fuente de calor que podría superar fácilmente los 30 grados.

"Bajo esas circunstancias, un fogón mal apagado puede transformarse en un gran incendio", advirtió Molina, quien ruega que la población se abstenga de encender fuegos hasta que sea superado el estado crítico actual.

Las autoridades no elaboraron todavía un informe que contenga las conclusiones respecto de cómo se producen los incendios y sus verdaderas causas, pero manejan indicadores y tendencias que señalan la indudable intencionalidad de los siniestros, aunque no se arriesguen a aventurar una motivación.

Nota asociada: Las motivaciones de los piromaníacos y su impunidad Dos heridos graves cerca de Piedra del Aguila  

Nota asociada:  

Nota asociada: Las motivaciones de los piromaníacos y su impunidad Dos heridos graves cerca de Piedra del Aguila  


Comentarios


Hay alerta máxima por riesgo de incendios en la cordillera