Hay atrasos en obras de agua y cloacas

El titular de Aguas Rionegrinas reconoció que no se cumple con el prometido plan de servicios



VIEDMA (AV).- El titular de la empresa Aguas Rionegrinas, Fernando Erica, reconoció atrasos en el plan de expansión de los servicios de agua potable y desagües cloacales del quinquenio 1998-2003.

Las obras tienen como financiamiento los fondos propios, por recaudación, dado que la concesionaria no pudo tomar créditos desde que se convirtió en sociedad del Estado, por lo tanto “en estos momentos existen factores ajenos que nos impactan”, afirmó el directivo. Mencionó como efectos no deseados, la baja en la recaudación por el atraso salarial de los empleados públicos poniendo como ejemplo que entre junio-julio del año pasado se cobraron 600.000 pesos menos de lo que se venía recaudando.

Los usuarios de Cipolletti le deben a la empresa unos tres millones de pesos, y por otro lado, Erica consideró que a los efectos de recaudación, las plantas de saneamiento ambiental no incorporan usuarios porque es un servicio más que se le brinda a una ciudad.

El plan quinquenal de obras 1998-2003 tiene un monto de inversión de 17.593.833, y la prioridad la tiene la ciudad de Cipolletti con 6.627.352 donde se construye la planta de tratamiento de líquidos cloacales, que podría ponerse en funcionamiento durante el año próximo (ver aparte). Luego le siguen General Roca con 3.124.169 que incluye una planta similar aunque más atrasada en su ejecución, Cinco Saltos con 1.619.230 y Viedma con casi 700.000 pesos, entre los puntos más importantes de la provincia.

Mas allá de la lentitud para encarar el programa, Erica se mostró optimista dado que hay unos 16 millones a recuperar de la cartera de morosos, que podrían calzarse con las obras a desarrollar hasta el 2.003, y además -al cambiar las autoridades nacionales- se abrió de conseguir créditos para saneamiento a través del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa).

El Departamento Provincial de Aguas (DPA) como ente regulador, aprobó el plan de expansión que en noviembre pasado presentó la empresa. Esto genera obligaciones cuyo incumplimiento es considerado como una falta grave y pueden caberle multas determinadas en base a un porcentaje del monto de inversión de una obra que todavía no se llevó a cabo.

El titular del DPA, Mario De Rege, reconoció las demoras aunque sin embargo aclaró si bien se está en condiciones de intimar a la empresa “hay que ver primero cómo se puede cumplir con el plan, no es una cuestión de un día para otro”.

Indicó que una de las fuentes de financiamiento es la revisión tarifaria pero aún no se llegó a un acuerdo con la empresa de producirla “en función de la situación general de la población, pese a que Río Negro tiene una de las tarifas más bajas”.

El funcionario mencionó que “en lo que si somos inflexibles es en la calidad del servicio que se presta a los usuarios, pero en las inversiones lo miramos con otra óptica porque existe una cuestión socioeconómica”.

Consideró que cuando se hizo el contrato de concesión se avanzó mucho y pese a que no entregaron como correspondía el reglamento del usuario, finalmente llegó a los consumidores lo que es importante.

Explicaciones para Cipolletti

Aguas Rionegrinas explicó que la construcción de la planta de tratamiento de líquidos cloacales de Cipolletti tiene un “ritmo de avance planificado de acuerdo a los recursos disponibles” ya que el financiamiento se concreta con “montos propios”. La primer línea de la planta tiene un plazo de construcción de ocho meses, según el cronograma.

La empresa consideró que la disminución del ritmo de trabajo durante algunos días, se debió a las malas condiciones climáticas que afectan en forma importante al suelo, tanto el de la zona de emplazamiento de las lagunas como el que se continúa agregando, que en su totalidad es seleccionado y transportado desde canteras de la zona. Este suelo debe cumplir condiciones especialidad de humedad para ser correctamente compactado.

En la actualidad, se encuentra ejecutado aproximadamente el 20% de los terraplenes de las lagunas correspondientes a la primer etapa del proyecto.

En cuanto a la cañería de impulsión desde la estación elevadora principal hasta la planta de tratamiento, la empresa indicó que fue adquirida por licitación pública y la entrega es parcializada de acuerdo a los tiempos de fabricación.(AV)


Comentarios


Hay atrasos en obras de agua y cloacas