Hay dos accidentes de tránsito diarios en la ruta al Llao Llao

En el Palio volcaron el sábado a la madrugada a la altura del kilómetro 2.500.
SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La avenida Exequiel Bustillo, conocida popularmente como la ruta al Llao Llao, tiene en promedio dos accidentes de tránsito diarios. La arteria es recorrida a diario por centenares de vehículos y por estos días luce un gran tránsito.

Uno de los mayores problemas de la ruta es la gran cantidad de curvas, lo cual dificulta muchísimo el sobrepaso. Asimismo, la ruta es angosta y en muchas partes carece de banquinas. También conspira la falta de semáforos en los principales cruces, la gran cantidad de bungalows, cabañas y restaurantes, muchos de los cuales carecen de suficiente espacio para el estacionamiento y los numerosos ciclistas que la transitan, los cuales obligan a los conductores a realizar maniobras para esquivarlos. Por último, el estado de mantenimiento de la ruta es bastante precario.

Pese a que los accidentes aumentan en plena temporada turística, son mayores los protagonizados por los residentes que por las visitas. «El turista generalmente conduce más despacio y además como no conoce la ruta se arriesga me-nos», explicaron. Otro de los motivos es que no está apurado, una de las causas más frecuentes en los accidentes de los locales.

En los accidentes de tránsito suelen intervenir los bomberos de los diferentes cuarteles que tienen jurisdicción a lo largo de los 24 kilómetros que mide la ruta. Los bomberos del cerro Campanario tienen jurisdicción entre el hotel Llao Llao y el kilómetro 15; desde allí y hasta el kilómetro 10.5 le corresponde a Ruca Cura y posteriormente Melipal, hasta el 1.5; a partir de allí el área es del cuartel central en la ciudad. No obstante, cuando un accidente grave ocurre en un sector «limítrofe», suelen concurrir los móviles de ambos cuarteles.

El viernes Llao Llao ocurrieron dos hechos, un vuelco y un choque. El primero fue cerca de las ocho de la mañana, a la altura del kilómetro 24, donde volcó un Fiat Regata, perteneciente a una empleada del hotel internacional, la cual viajaba a cumplir su trabajo. Según se informó, se trató de un derrape sobre la cinta asfáltica, aparentemente por la arenilla existente sobre el pavimento, con posterior trompo y choque contra el borde de tierra, metros debajo de la curva. Los golpes fueron leves, ya que la única ocupante llevaba puesto el cinturón de seguridad.

En el choque, entre una combi Volkswagen y un Ford Falcon, tuvo lugar a la altura del kilómetro 15.500, hacia las 17. El impacto fue muy violento pero, por fortuna, sólo dejo contusos leves y daños en los vehículos. Ambos rodados eran conducidos por residentes.

El sábado por la madrugada, un Fiat Palio volcó en las curvas del kilómetro 2.500 y ayer media mañana un Renault 18 GTX sufrió otro vuelco a la altura del kilómetro 2. En ambos casos sólo hubo lesiones leves.

Desde el cuartel de bomberos voluntarios del barrio Melipal sostuvieron que «la mayoría de los accidentes ocurre en horario nocturno o por la madrugada». En este último caso son frecuentes los accidentes con jóvenes que regresan de las discotecas de la ciudad.

Los restantes cuarteles coinciden en que el incremento de los accidentes no es demasiado importante. «En los últimos años se mantiene constante, pese a que el número de casos es elevado», explicaron.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora