Hay más donantes, pero no alcanzan para quienes lo necesitan

Las nuevas estrategias de comunicación del INCUCAI están dando sus frutos; de todos modos, los argentinos siguen siendo renuentes a donar sus órganos, según las investigaciones hechas.



La cantidad de donantes, trasplantes e inscriptos para donar órganos creció este año en Argentina un 50 por ciento respecto a 2003, pero ese porcentaje aún no alcanza a reducir el número de pacientes que esperan operarse.

El titular del INCUCAI, Carlos Soratti, dijo que la cantidad de donantes “será siempre insuficiente” porque en la Argentina las indicaciones de trasplantes aumentan todos los días. “Por eso es un desafío muy grande para nosotros incrementar la cantidad de donantes y trasplantes”, remarcó.

Organizado por el Ministerio de Salud de la Nación, se celebrará hoy el Día Nacional de la Donación de Organos, establecido a partir del nacimiento del hijo de la primera trasplantada hepática en un hospital público.

Los cambios efectuados a partir de agosto del año pasado con la utilización del modelo español de procuración de órganos que implica la presencia de coordinadores hospitalarios en los centros de alta complejidad, se tradujo en un aumento en la cantidad de donantes y de operaciones de trasplantes.

Según estadísticas del Instituto Nacional Centro Unico Coordinador de Ablaciones e Implantes (INCUCAI), en los primeros cinco meses de este año se efectuaron 365 operaciones de trasplantes, contra las 205 del año pasado en el mismo período, lo que implica un aumento del 44 por ciento.

Respecto a los donantes, en los primeros cinco meses de este año se efectuaron 168 donaciones reales de órganos contra 97 del 2003, lo que implica un aumento del 42 por ciento.

No obstante, la cantidad de pacientes en lista de espera es de 5.618, una cifra que se mantiene casi sin modificaciones y que genera que cada dos días una persona muera porque un órgano no llegó a tiempo.

El titular del INCUCAI dijo que los aumentos registrados en la cantidad de donantes, trasplantes e inscriptos “se deben a las nuevas estrategias implementadas a partir del año pasado, con la figura del coordinador hospitalario y la fuerte instalación de la importancia de donar órganos como tema en la sociedad”.

Soratti explicó que en el 2002 en la Argentina había seis donantes por cada millón de habitantes, mientras que la proyección de todo el 2004 es de 10 donantes por cada millón de personas.

Otro dato alentador es que en los primeros cinco meses de este año la cantidad de trasplantes, medido mes a mes, duplicó las cifras obtenidas en el mismo período del año pasado.

(Telam)


Comentarios


Hay más donantes, pero no alcanzan para quienes lo necesitan