Hay otra denuncia contra pastores

Una mujer habría desaparecido dos días. No tiene vinculación con el caso Muñoz

NEUQUEN (AN)- La policía estaría investigando el caso de una mujer que desapareció dos días de su casa, aparentemente porque fue sometida a un tratamiento de "curación de males espirituales" por parte del pastor de una iglesia.

Este episodio guarda similitud con la situación vivida por el matrimonio de Isaac Muñoz y Marta González, quienes estuvieron casi diez días en poder de un grupo de pastores que fueron acusados por la justicia de secuestro.

Según pudo saberse, el esposo de la mujer habría presentado una denuncia por la ausencia de su mujer. Después se habría enterado que estuvo por lo menos dos días con un pastor, y ahora se trata de establecer si fue por su voluntad o la forzaron.

Las fuentes no quisieron precisar dónde ocurrió el hecho, aunque destacaron que "no es la misma iglesia ni los mismos pastores que ya estaban bajo investigación".

En tanto el pastor Luis Martel, uno de los detenidos por el presunto secuestro del matrimonio Muñoz-González, será indagado hoy por el juez Eduardo Badano. Llegó ayer a esta capital después de haber sido detenido el viernes pasado en su templo de Contralmirante Cordero, donde estuvo la pareja al parecer para ser sometida a una especie de "cura" espiritual.

Por esta causa también está detenido el pastor Claudio Zeballos, cabeza visible de la iglesia evangélica pentecostal misionera ubicada en el barrio Alto Godoy. El sábado declaró durante cuatro horas ante el juez Badano y negó haber privado de su libertad al matrimonio Muñoz-González. "Admitió que los visitaba en su casa, pero a pedido de ellos", indicaron fuentes de la causa consultadas ayer.

En tanto permanece prófugo Guillermo Cañete, secretario de Zeballos en el templo ubicado en Primero de Enero y Talacasto. Se teme que haya viajado a España, porque tiempo atrás habría revelado que estaba en sus planes continuar con su actividad "pastoral" en ese país. Hasta ahora la justicia no pidió informes a Migraciones para saber si está registrada su salida de Argentina.

Zeballos, Cañete y Martel están sospechados de privación ilegítima de la libertad en perjuicio de Muñoz y González. El delito se habría cometido entre el 8 y el 18 de mayo aproximadamente.

Como se ha informado, Marta González visitaba asiduamente el templo de Alto Godoy, y los pastores la habrían convencido de que su marido debía someterse a una sanación para despojarse de todo mal. Pero los investigadores sospechan que en realidad, los pastores querían despojarlo de sus bienes.

De acuerdo con testigos, Isaac estuvo secuestrado en su propia casa, atado a la cama, encerrado en una habitación y alejado de sus cinco hijos mientras los pastores se adueñaban de la situación, utilizaban su automóvil y hasta habrían hecho transferencias de dinero entre sus cuentas.

De su casa fue trasladado al templo y de allí a un galpón de Contralmirante Cordero que cumple la misma función, siempre con el aparente objetivo de "sanarlo" y "despojarlo del mal".

El hombre permaneció un largo período sin recibir alimentos y ahora se encuentra muy grave de salud, tanto que ni siquiera está en condiciones de declarar ante la justicia. El fin de semana habría sufrido una recaída, por lo que no se sabe cuándo se podrá contar con su testimonio.

Marta González tampoco declaró todavía ante el juez, quien está esperando los resultados de una serie de test psicológicos que le hicieron para conocer su estado mental.


Comentarios


Hay otra denuncia contra pastores