Hay problemas con un subsidio

El órgano contralor barilochense tiene dudas por el uso de 10.000 pesos para un hogar de menores.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Tribunal de Cuentas objetó la rendición de un subsidio de 10.000 pesos entregado por el gobierno provincial a la Chacra La Laguna para solventar los gastos de funcionamiento del Hogar El Refugio de Jesús.

El dinero fue extendido en favor del municipio mediante el decreto 870/03, pero "destinado específicamente a continuar brindando atención alimentaria a las personas más carenciadas" que concurren en busca de ayuda al citado establecimiento. Ese objetivo fue refrendado mediante la resolución municipal 1538-I-03.

Esta formalidad, que permitió viabilizar la entrega del subsidio, convierte a la comuna en co-responsable de la fallida rendición. En su dictamen los revisores de Cuentas notificaron formalmente al intendente Alberto Icare de la situación en razón de "ser su persona la responsable de la administración y oportuna rendición de las cuentas" ante la provincia.

El Refugio de Jesús cumple una loable labor social cobijando a medio centenar de niños y adolescentes en riesgo, derivados por la justicia, que cumplen con un régimen de internación y brindado contención a otros tantos menores carenciados.

Con el trabajo social que realiza cubre parte del vacío institucional que tiene el estado provincial en materia de atención de menores. En contrapartida la ad

ministración rionegrina, por intermedio del municipio, otorgó el subsidio para ayudar a sostener la institución.

El presidente del Tribunal, Luis Hernández, explicó a "Río Negro" que "rechazamos la rendición porque los comprobantes de pago presentados no concuerdan con el objetivo del otorgamiento, que era alimentar a personas carenciadas y solventar los gastos de funcionamiento" del establecimiento.

El dictamen aclara que "el subsidio había sido creado con el fin de sostener financieramente los gastos del Hogar el Refugio de Jesús" y que en la rendición efectuada por su responsable, Carlos Ceballos, "se verifica que los conceptos de los comprobantes de gasto no concuerdan con el objetivo del decreto".

La rendición, junto con las observaciones del dictamen, fueron remitidas a la dirección de Contaduría del municipio para que justifique el cambio de destino de los fondos e informe al ministerio de la Familia sobre el estado del expediente.

También se cuestionaron aspectos formales, como la presentación extemporánea de toda la documentación, y la carencia de sellados de la Dirección General de Rentas en algunas tramitaciones que la entidad debe cumplir aún cuando está exenta de impuestos. Este último aspecto fue ratificado ayer por el titular del TC en una nota remitida al departamento contable.

En relación a la responsabilidad del municipio Hernández aclaró que "la rendición física (de los fondos) la hace Ceballos pero el responsable (ante la provincia) es el municipio de Bariloche".


Comentarios


Hay problemas con un subsidio