Hay que aprender a cuidarse del sol desde chicos

Crear hábitos de protección contra los rayos UV.



#

El 85% de la exposición a radiación UV ocurre en la niñez y la adolescencia.

Está ampliamente demostrado que la exposición excesiva, sin protección y en edades tempranas a los rayos ultravioletas (UV) puede producir cáncer de piel en la adultez. Justamente como es la infancia donde se moldean los hábitos y conductas es fundamental que los chicos aprendan a protegerse del sol desde pequeños. Se estima que el 85% de la exposición a radiación UV ocurre en la niñez y la adolescencia.

Existen varios tipos de radiación que se clasifican en A, B y C. La de tipo C es filtrada por la capa de ozono y no llega a la tierra, pero las dos primeras -A y B- si afectan la piel de las personas. La de tipo A llega con más intensidad cuando la capa de ozono se hace delgada, y lo hace durante todo el día, mientras que la de tipo B se intensifica en horas del mediodía y es la que produce el enrojecimiento de la piel como señal de alarma.

La edad de la exposición

“En Sudamérica, la capa de ozono es más delgada –aseguró Ana Giachetti, jefa de la sección dermatología infantil del Hospital Italiano. Si baja en un 1% se considera que aumenta también en un 1% la posibilidad de daño en la piel. Entre los efectos dañinos graves de la radiación solar se encuentra el melanoma, que es un tipo de cáncer de piel, aunque también hay otras afecciones como los herpes labiales y el fotoenvejecimiento”.

A su vez, se sabe que la radiación solar es responsable de la aparición de cataratas en los ojos. De los rayos que llegan a la tierra, entre el 90 y el 95% son de tipo A y el 10% del tipo B. Los de tipo A son justamente los que producen el anhelado bronceado y son por ende los más dañinos porque la persona, a diferencia de lo que ocurre con los B, no se da cuenta que la piel está sufriendo.

“Existen 6 fototipos de piel que van desde las más claras hasta las más oscuras. La piel blanca es la que menos protección contra el sol tiene, la que le cuesta más broncearse y la que más se daña. Son las personas pelirrojas y rubias, de ojos claros, las que más cáncer de piel presentan, por eso es importantísimo que se protejan”, señaló Giachetti. Según la dermatóloga pediatra, aún se siguen viendo quemaduras graves en chicos por exposición al sol de forma prolongada, sin protección y en horarios inadecuados.

Fotoprotegerse

Para protegerse del sol es necesario usar ropas adecuadas que no dejen pasar los rayos solares, que sean oscuras y no claras como comúnmente se cree, usar sombreros, cubrirse la espalda y usar lentes. En cuanto a los fotoprotectores, los mismos tienen que utilizarse todo el año y con mayor intensidad en primavera y verano.

“Los fotoprotectores deben ser de amplio espectro, es decir que protejan contra los rayos UVA y UVB, deben colocarse 20 minutos antes de exponerse al sol, usarlos abundantemente, no dejar zonas del cuerpo sin cubrir como el dorso de los pies, y reaplicarlos cada dos horas y si se va al agua. Muchas veces la gente piensa que al estar metida en el agua lo rayos no pasan, y esto no es así, penetran debajo del agua también”, advirtió Giachetti.


Comentarios


Hay que aprender a cuidarse del sol desde chicos