“Hay que liberar de sospechas al poder”

Lo dijo el ministro de Gobierno, Iván Lázzeri, en relación con la iniciativa en marcha



Demorado por unos días el diálogo que la pondrá en marcha, la reforma del sistema político rionegrino es vista por el gobierno como la única alternativa para que la dirigencia “no quede aislada de la sociedad”, dijo ayer a este diario el titular de la cartera de gobierno, Iván Lázzeri. Las que siguen son algunas de las reflexiones que volcó en ese encuentro.

– ¿Por qué avanzar hacia la reforma del sistema político?

– Porque la política, como posibilidad innovadora, perdió mucho de su sentido…está colapsada.

– ¿En qué se transformó?

– No hablo de política desde abstracciones, mucho menos desde construcciones intelectuales a las cuales no he querido o no he podido acceder…

– ¿A qué viene toda esa aclaración?

– A que hablo desde la experiencia, desde lo fáctico y esto me dice que hoy la política es casi una mera táctica de acumular poder para, en muchos casos, beneficio de la corporación dirigencial. Ante la sociedad, la política se excluyó del interés general…existe en el vacío y gira y gira en el vacío deslegitimándose porque las cosas vacías generan cosas vacías… Si no introducimos reformas en el funcionamiento de todo este sistema… bueno… no sé.

-¿No sé qué?

– Y…los políticos terminaremos más aislados de lo que estamos. Hemos perdido mucho tiempo en encarar reformas. Y en esto, para el caso rionegrino, los radicales tenemos gran parte de la culpa…hace más de 20 años que manejamos la provincia.

– ¡No es poco que un radical rionegrino y ministro haga autocrítica!

– ¡Cada vez somos más los que andamos en eso!

– ¿Qué alcance cree que debe tener la reforma?

– El gobierno llega al tema sin condicionamientos. Se consensuará, se convergerá, se pactará con el conjunto de los rionegrinos…¡Nada de mañas, de jugar a las escondidas!

– ¿Por qué hay que creerle viniendo usted de un partido que ha gobernado con mil mañas?

– Yo no voy a hacer ningún esfuerzo para que me crea…Deje andar los hechos… ¡Somos grandes!

– En el marco de la reforma, ¿cuál es el núcleo del sistema político actual que hay que meterle el bisturí profundamente?

– En todos…pero un caso: el sistema electoral. La lista sábana, el piso del 22% para ser legislador por circuito…permitió de todo. El 22% hay que liquidarlo, hoy se tornó injusto al favorecer sólo al bipartidismo… ¡Y la sábana es el túnel del terror…ahí radicales y peronistas hemos filtrado de todo!…Hay que buscar fórmulas alternativas…

-¿Cuáles?

– Sinceramente, no las tengo. Pero surgirán. También hay que meter mano en el sistema de designación de jueces…No puede quedar la gente fuera de opinión en este tema. Hay que ir por el método que usó el presidente Kirchner para elegir jueces de la Corte…

-La sociedad sospecha que en todo tipo de designaciones prima la servilleta.

– Dígamelo a mí…¡Yo estuve en el Consejo de la Magistratura y cada vez que elegíamos a un juez, inexorablemente siempre, más allá de haber opinado con honradez, me quedó la sospecha que la gente creía que había “arreglo”… ¡Hay que liberar de sospecha a la política y sus mecanismos de selección!…Lo demás, es la nada.

“Guste o no”

– ¿La UCR rionegrina acompañará decididamente el proyecto de reforma política?

– ¿Por qué no lo haría?

– Porque la historia dice que el radicalismo es el beneficiario más directo de las deformaciones de ese sistema.

– Vamos a aclarar una cuestión esencial: la idea de avanzar hacia la reforma es del gobernador Miguel Saiz y de quienes lo acompañamos desde el gabinete…O sea, la reforma es una cuestión del gobierno. Por supuesto, el partido opinará. Quizá se trate el tema en la Convención…en semanas.

– ¿Usted está diciendo que los alcances de la reforma están atados a las definiciones que la Convención haga sobre el tema?

– ¡No, no! Digo que ése será un espacio para que los radicales debatan el tema, nada más.

– ¿Cuál es el poder del gobernador Miguel Saiz para llevar adelante el proyecto?

– La legitimidad de su poder. Desde esta perspectiva, es el único radical con poder excluyente que tiene el partido. ¡Guste o no, es así!


Comentarios


"Hay que liberar de sospechas al poder"