Hay que “seguir insistiendo porque no debe haber un solo pobre”

Lo aseguró el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Sostuvo que la baja de la tasa de pobreza, anunciada ayer por la Presidenta, “no es una casualidad” sino el resultado de “tratar de llegar a todos los ámbitos”.



#

Foto DyN

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, celebró hoy la baja de la pobreza en el primer semestre del año y aseguró que “tenemos que seguir insistiendo” en este camino porque, dijo, “en la Argentina no debe haber un solo pobre”.

Un día después de que la presidenta Cristina Fernández adelantara que la tasa de pobreza bajó al 8,3 por ciento de la población en el primer semestre de 2011, el funcionario destacó el descenso de ese guarismo respecto de los últimos seis meses de 2010.

“Los índices de pobreza no han parado de bajar desde que Néstor Kirchner se hizo cargo del gobierno: 54 por ciento de pobreza, 27,7 de indigencia (eran en aquella época) y no han parado de bajar”, resaltó.

Antes de participar de una conferencia sobre software libre en la Biblioteca Nacional, en esta capital, el jefe de ministros sostuvo que la baja de la tasa de pobreza “no es una casualidad, es un trabajo muy de fuerza para tratar de llegar a todos los ámbitos”.

En ese contexto, remarcó que “tenemos que seguir insistiendo porque en la Argentina no debe haber un solo pobre”.

“¿Y cómo se resuelve eso?: teniendo todos trabajo -añadió-; llegando a un nivel de desocupación que tiene que estar entre el 4 y el 5 por ciento, que es lo que dicen los especialistas que es el número lógico sobre la rotación de personal que se va o es despedido en un trabajo y toma otro trabajo nuevo”.

El funcionario evaluó que “cuando lleguemos a un número de esa característica y no tengamos que tener la Asignación Universal por Hijo es porque habremos llegado al punto de la felicidad máxima de no tener pobreza en la Argentina”.

El jefe de Gabinete remarcó que “esa es la lucha que todo ciudadano bien nacido, no solo nuestro partido, tiene vocación de obtener”.

Por cadena nacional, la jefa de Estado adelantó ayer las cifras que el 26 de setiembre próximo serán difundidas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) respecto del primer semestre de 2011.

En un acto en la Casa Rosada, la Presidenta precisó que la cantidad de pobres en el país es de 8,3 por ciento contra el 9,9 por ciento del segundo semestre de 2010) y en la tasa que mide por hogares es de 5,7 por ciento, contra el 6,8 registrado en la segunda mitad del año pasado.

Para el caso de la indigencia, la tasa es de 2,4 por ciento de personas (contra 2,5 por ciento del segundo semestre del 2010) y de 2,2 por ciento de hogares, contra el 2,1 por ciento anterior.

La primera mandataria brindó estos datos durante el acto donde anunció un incremento de la Asignación Universal por Hijo que reciben los padres en condiciones de carencias de recursos, que pasará a 270 pesos mensuales.

Agencia DyN


Comentarios


Hay que “seguir insistiendo porque no debe haber un solo pobre”