Hay resistencia a la suba del agua en Río Negro

Antes de hablar de incremento hay que analizar la calidad del servicio, sugieren.

Archivo

El DPA intenta achicar su fuerte déficit mensual y el aumento de tarifas es una de las medidas que pretende aplicar para agua y cloacas.

ROCA (AR).- Más de 17 presentaciones individuales y colectivas, de vecinos, concejales, ONG de distintos puntos de la provincia y también de la Defensoría del Pueblo de Río Negro, recibió hasta ayer el Departamento Provincial de Aguas (DPA), en contra de un aumento en la tarifa del agua potable y cloacas. Ayer venció el plazo para que los interesados presentaran sus objeciones al planteo efectuado por la empresa ARSA, que pide una revisión de las tarifas argumentando “una variación en los costos y gastos de funcionamiento no compensadas”. La revisión extraordinaria de tarifas fue autorizada por el gobierno provincial a ARSA que asegura que su déficit alcanza el 99,83 por ciento. Los planteos, tanto individuales como colectivos, abundaron en la necesidad de una prórroga de 30 días para “estudiar el tema”, rechazos concretos a una suba debido a imposibilidades económicas, “irregularidades” en los procesos, y pedidos concretos para que también se “revise” y se controle la calidad en la prestación del servicio. Desde Río Colorado exigieron necesarios proyectos de inversión, además. En algunos casos también se solicitó que se realice una audiencia pública. Mirta Manuel, directora de Regulación y Saneamiento del organismo, indicó que fueron en total 17 presentaciones, pero en su mayoría avaladas por un importante número de firmas cada una. Las notas llegaron a la delegación central del DPA desde las ciudades de Cipolletti, Roca, Choele Choel, Río Colorado, entre otras. De ahora en más, explicó Manuel, el Departamento deberá analizar el pedido y emitir un dictamen donde “aconseje” un porcentaje de suba, pero luego queda en manos del Ejecutivo provincial la aprobación del incremento y la determinación del porcentaje. El plazo que comienza a correr es de un mes. “El DPA aconseja un porcentaje de suba pero no es quien lo determina. El gobernador es quien lo aprueba por decreto”, aclaró. Según se explicó, en base a la resolución 618/08 del DPA se establece una metodología “abreviada” para la revisión extraordinaria de tarifas que “no modifica la estructura tarifaria en sí”, por lo cual “no requiere de una audiencia pública”. Este argumento fue rechazado en muchas de las presentaciones realizadas por los vecinos y señalada como una “grave irregularidad”. Todo esto, de concretarse –señalaron– irá en detrimento de los más de 190.000 usuarios del sistema. Desde Roca, se presentó el jueves ante el DPA un amplio y fundado informe, avalado por casi 300 firmas, donde se solicita que no se autorice incremento alguno. Marco Tasso formalizó la presentación donde se expusieron –extensamente– los fundamentos del rechazo y se pidió, además de que se cumpla con la “celebración de la audiencia pública” y que se examine la calidad del servicio. “No se notificó formalmente a los usuarios de la existencia del procedimiento modificatorio de las tarifas, fijándose un plazo para formalizar oposiciones que es absolutamente insuficiente”, se cuestionó.


Comentarios


Hay resistencia a la suba del agua en Río Negro