Hay tres propuestas por el yacimiento El Mangrullo

El Ente Intermunicipal deberá decidir si las empresas que presentaron el sobre A -Petrolera Santa Fe, Pionner Natural y Total Austral- califican para la próxima etapa de la licitación.



PLAZA HUINCUL. – Fueron tres las empresas que ayer se presentaron interesadas en el segundo llamado a licitación del yacimiento gasífero “El Mangrullo”. De este modo, los integrantes del Ente Intermunicipal -ENIM- deberán evaluar el contenido de los sobres “A” y decidir quién califica para la próxima etapa, que se estima ocurrirá a la brevedad posible.

La segunda ronda del llamado a licitación por el yacimiento se concretó ayer en el Centro Cultural de Huincul. Luego de haberse retrasado por un plazo de quince días, el directorio del ente integrado por Horacio López Raggi; Daniel Méndez, Gabriel Cancio y Aníbal Fort comenzó tal cual lo dispuesto a las 11 con la ceremonia de apertura de los sobres.

En esta oportunidad, los tres grupos empresarios interesados fueron Petrolera Santa Fe; Pioneer Natural Resources y Total Austral, Wintershall Energía S.A. Panamerican Energy sucursal Argentina.

Entre la documentación entregada ayer figuraba la carta de presentación, la garantía de mantenimiento de oferta por 200.000 dólares, la póliza de seguro y caución; el recibo de compra del pliego de bases y condiciones y la constancia de constitución de domicilio especial en la zona.

Además, se elevó el sobre “B” lacrado, que permanecerá en poder del ente y que no será abierto hasta tanto se califique en esta primera instancia. Los directivos del ente se mostraron ayer muy satisfechos por la respuesta de la convocatoria y auguraron que de las tres surja la compañía que tenga a su cargo la exploración y explotación del yacimiento.

“El Mangrullo”, reclamado durante las dos manifestaciones populares fue transferido por la Legislatura a estas dos comunidades, a modo de reparación histórica.

Para esta segunda convocatoria, los directivos del ENIM decidieron modificar las pautas de condiciones. En la primera convocatoria de abril y que fracasó, se estipulaba un “negocio integrado” que no sólo implicaba la explotación sino también la construcción de una central térmica con una capacidad de 200 megavatios de potencia mínima y la promoción energética para incentivar la radicación de empresas.

En cambio, en esta oportunidad se dejó dos opciones: la de este negocio integrado y la que contemplaba sólo el hidrocarburífero. El directorio del ENIM entendió que la flexibilización de las condiciones atraería a los interesados, lo que en forma efectiva ocurrió, debido a que de los ocho potenciales inversores, tres respondieron a la convocatoria de ayer.

Al igual que ocurrió en abril pasado en la comuna de Cutral Co, la recepción de la documentación fue certificada por el escribano Leandro Zingoni y además presenciaron el acto los síndicos de los municipios.

El intendente anfitrión, Alberto Pérez no estuvo ayer y en su lugar concurrió la presidente del Deliberante, Silvia de Otaño. En cambio sí asistió su par de Cutral Co, Eduardo Benítez, acompañado por el secretario de Gobierno, Ramón Rioseco. Los integrantes de los dos Concejos Deliberantes y algunas autoridades electas como el caso de José Sapag y la justicialista María Aurora Costas, que ocuparán sus bancas de ediles; y Rita Santarelli y Carlos Moraña, que estarán en la Legislatura, se contaron entre quienes asistieron al acto de ayer.

Las acciones de El Chocón no interesaron

Ninguna empresa se interesó por el 30 por ciento del capital accionario de la provincia en la central hidroeléctrica El Chocón y que el gobierno había puesto en venta con una base de 65,5 millones de dólares.

Ayer, la subsecretaría de Hacienda no tuvo más remedio que declarar desierta la compulsa pública para transferirlas. Desde el futuro oficialismo, tanto el equipo económico que conducirá Alfredo Pujante como el actual representante neuquino en el directorio de la empresa, Elías Alberto Sapag, habían cuestionado la operación.

La licitación había sido convocada en principio para el viernes pasado, pero hubo una prórroga de una semana para “dar tiempo” a eventuales interesados.

Ayer, un breve texto publicado en el Boletín de Prensa de la Gobernación dio cuenta de la suspensión.

El valor nominal del 29,9 por ciento de las acciones propiedad de Neuquén es de 106 millones de dólares, pero se fijó -luego de un estudio, cuestionado también por los técnicos sobischistas- una base que representa el 66,4 por ciento de esa cotización, apenas unos puntos por encima de los exigidos por ley.

Elías Sapag fundamentó su oposición a la venta por la reversión de la crisis energética -en el sector hidroeléctrico- prevista para este año debido a la finalización de los años hidrológicos secos. También alentó el crecimiento de la demanda a partir de cierta reactivación industrial y la puesta en marcha de la cuarta línea de alta tensión del Comahue, que abastecerá con más energía local el sistema interconectado nacional.

Hidroeléctrica El Chocón, cuyo capital es mayoritariamente español -del grupo Endesa-, es la “mejor administrada” de las centrales donde la provincia tiene intereses, dijo Sapag. En Alicurá, la participación neuquina es del 19,5 por ciento y en Piedra del Aguila -que sobrelleva una difícil situación financiera- tiene el 13 por ciento de las acciones. Los argumentos oficiales para vender se referían a los dividendos devengados por ese capital que fueron de “solamente” 17 millones de pesos.


Comentarios


Hay tres propuestas por el yacimiento El Mangrullo