Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

"Hay un apriete sobre Liporaci", dijo Soria

Es incomprensible acelerar el juicio político al juez, opinó. "La participación de Pichetto en la sala acusadora, es extraña". Acusó a la Alianza de no respetar la división de poderes.



El diputado nacional por el PJ, Carlos Soria, sostuvo que el apresuramiento para tratar el juicio político al juez Carlos Liporaci "me lleva a pensar que hay un tipo de coacción moral sobre el magistrado, un apriete". El diputado hizo estas declaraciones ayer a Radio Manantial de General Roca.

"Creo que es incomprensible acelerar los tiempos en un pedido de juicio político donde hay que recabar infinidad de pruebas donde hay que demostrar si existió o no enriquecimiento ilícito, yo me inclino a pensar que hay un tipo de coacción moral sobre el juez un apriete como se llama en la jerga, que es totalmente intolerable por parte de la Alianza".

El diputado acusó a la Alianza de alterarse cuando la Justicia decide investigar sus conductas "parece ser que cuando la justicia quier investigar, abrir las cuentas de la Side, lo citan al secretario de Economía, parece ser que se ponen muy nerviosos y ya no respetan tanto la justicia".

El diputado se mostró extrañado de la participación del diputado rionegrino Miguel Pichetto en la sala acusadora. "El integra la sala acusadora del consejo de la magistratura. Sin lugar a dudas lo debe conocer mucho mejor que yo.

Yo estoy en el jurado de enjuiciamiento. Una vez que nos llegue a nosotros decidimos si el juez se queda o se va por mal desempeño. Pero bueno, en el curso del día de hoy ( por ayer) me voy a enterar del porque de esta aceleración".

A la pregunta del periodista si consideraba sospechosa la aceleración en el trámite de juicio político al magistrado, el legislador respondió que creía que había "muchos intereses en que este escándalo del Senado de la Nación quede en la nada, como es costumbre en la Argentina. Todos dicen que van a llegar a las últimas consecuencias pero nunca hay un culpable o condenado".

Con respecto a su valoración de la crisis que atraviesa la Cámara Alta, el diputado Soria manifestó que "la sociedad ya dictó sentencia. Esto no le ha sorprendido a nadie. El 70 % de la población no participa de la noticia y el 30 % restante que son los que multiplican la noticia tienen tanto asco que terminan pensando que a la vuelta de la esquina todos los gatos son pardos y paga la dirigencia política".

Duro con Costanzo

Soria se refirió también a la situación del senador por Río Negro, Remo Costanzo, quien está sospechado en este caso de soborno, aunque especuló que la permanencia del peronista en la carrera política " depende de él".

"Cuando uno es culpable o al menos está sospechado de haber cometido un delito de tamaña magnitud... y autor ideológico porque en el panfleto anónimo el está acusado de haber repartido la plata, el nivel de involucramiento es tan grande que resultaría muy difícil. En política uno puede perder, ganar, equivocarse, lo que no se puede es volver del ridículo", afirmó el diputado Soria.

En referencia a la acusación que pesa sobre el legislador del PJ, Remo Costanzo, aludiendo al modo cómo accedió a su banca, Soria manifestó que ahora comprende por qué perdieron todas las internas contra Costanzo.

"Nosotros decíamos que Constanzo utilizaba una chicana mercenaria, compraba votos y arriaba a la gente y nos acusaban" de decir eso porque perdíamos, especuló el senador.

¿Es casual que haya dos peronistas rionegrinos, uno de un lado y otro del otro pidiendo que se investigue al juez y no a los senadores?, preguntó el periodista d Radio Manantial.

"La participación de Costanzo es muy diferente a la de Miguel Pichetto. Son totalmente diferentes.

Me sorprende porqué Pichetto tuvo el afán de impulsar rápidamente un enjuiciamiento al juez que investiga el escandalo. Parece que hay un sector del peronismo que quiere tapar esto, conseguir oxígeno...", terminó el diputado justicialista, Carlos Soria.

(AR)

Pichetto podría excusarse

Buenos Aires (ABA).- El diputado Miguel Angel Pichetto, adelantó anoche a "Río Negro" que no descarta excusarse como integrante sorteado del Consejo de la Magistratura, para entender en una nueva causa por enriquecimiento ilícito contra el juez Carlos Liporaci, quien investiga los sobornos en el Senado.

Liporaci tiene varios pedidos de juicio político por mal desempeño en sus funciones y presento enriquecimiento ilícito.

Pichetto, quien fue sorteado para llevar adelante la instrucción, le explicó a esta agencia que la denuncia de miembros del Colegio de Abogado contra Liporaci "es muy seria y está bien fundamentada, no obstante considero que no es oportuno darle curso porqué podría interpretarse como un intento destinado a trabar la investigación de una causa que, como la de los eventuales sobornos el el Senado, tiene una inmensa trascendencia".

En los hechos, esta así abierta la posibilidad que se posponga la investigación sobre como adquirió Liporaci la lujosa propiedad.

Anoche, en declaraciones a este medio, Pichetto señaló además que en caso de seguirse la instrucción para llevar a Liporaci a juicio político, "solicitaré que esa tarea sea asumida por el conjunto de la Comisión de Acusación del Consejo de la Magistratura, ya que yo estoy definidamente identificado con un sector político y esto puede tornarse para la opinión pública contraproducente con la necesidad de conocer la verdad de las gestión de Liporaci. Si la comisión no acepta ese compromiso, bueno...yo quedaré con las manos libres para excusarme de seguir en la instrucción".

El magistrado prepara interrogatorios

Mientras aguarda que el Congreso decida si los once senadores imputados por presunto cohecho son finalmente despojados de su inmunidad procesal, el juez federal Carlos Liporaci preparaba ayer los interrogatorios que comenzará a tomar desde la semana próxima a funcionarios que manejan fondos reservados y a una serie de testigos entre los que figura el ex gobernador Eduardo Duhalde.

Ayer el juez interrogó al diputado y dirigente sindical Saúl Ubaldini, quien se convirtió en el tercer testigo del caso que asegura haber escuchado al ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, la frase "para los senadores tengo la Banelco", en supuesta referencia al método que podría poner en marcha para obtener el voto de los legisladores que rechazaban la ley de reforma laboral elaborada por el Gobierno.

"Yo creo que es necesario un careo", sentenció Ubaldini ante los periodistas al término de la audiencia con el juez, que duró hora y media.

Y juró que la afirmación atribuida a Flamarique fue formulada "en una cena en la Federación de Trabajadores de Obras Sanitarias", tal como declararon ante el juez el jefe de la CGT disidente, Hugo Moyano, y el titular de la UTA Juan Manuel Palacios. Hoy Liporaci interrogará sobre ese asunto al dirigente del gremio de taxistas Jorge Viviani.

Tras varios días de alta exposición pública, el juez ha mantenido silencio en las últimas horas pero fuentes vinculadas con la investigación dijeron que fijó nuevas audiencias para tomar declaración, a partir del lunes próximo, a los responsables del manejo de gastos reservados efectuados en el primer semestre del año por la SIDE, el ministerio de Defensa, la Policía Federal y el Ejército. (DyN)

Cavallo investiga amenazas

El juez federal Gabriel Cavallo asumió ayer la investigación penal por las amenazas anónimas formuladas en los últimos días contra la hija de su colega Carlos Liporaci.

La información fue suministrada por fuentes judiciales que dijeron que Cavallo quedó a cargo de las actuaciones que inició el fiscal Guillermo Marijuan por las intimidaciones a la joven Liporaci, de 19 años.

El fiscal tomó declaración ayer a una docente del instituto terciario donde estudia la hija del juez y la testigo ratificó que recibió mensajes telefónicos anónimos mediante los cuales una mujer advirtió que el padre de la estudiante debía "dejarse de embromar". El ministro de Justicia, Gil Lavedra, expresó ayer su solidaridad con el magistrado.


Comentarios


"Hay un apriete sobre Liporaci", dijo Soria