“Hay un nivel de locura que no se puede creer”

El intendente Martín Farizano habló del escrache que le hicieron la noche del viernes, por la usurpación de un predio



NEUQUÉN (AN) – Martín Farizano dice que está “curtido” pero que el viernes por la noche lograron sacarlo de quicio. Fue durante el escrache a su domicilio cuando su nena de seis años lo abrazó fuerte y le pidió que no saliera a la vereda, donde sonaban bocinas, se prendían luces y golpeaban los portones.

“Se asustó y tuvo miedo por mí, es difícil explicarle; y tampoco encuentro una explicación ´¿por qué quisiste ser intendente?´ Me preguntó. Me dejó sin palabras y le dije que se hubiera elegido ser cura ella no estaría? Fue lo único que se me ocurrió”, afirmó ayer el intendente de Neuquén.

El viernes por la noche una veintena de vecinos -beneficiarios de plan de viviendas que se construirá en el barrio Valentina Norte- fueron hasta su casa en el barrio Huiliches para realizar un escrache, reclamándole por una toma que se instaló junto a los terrenos donde están comenzando las tareas para un plan que financia Nación.

“Ese plan no está en tierras municipales y la toma tampoco está en predios que sean de la comuna. Los terrenos están a nombre de la mutual AMUNC, hemos colaborado con nuestro abogados para que aporte en el reclamo judicial pero, ¿qué quieren, que vaya yo y corra a los que toman?”, planteó.

Agregó que “hemos acompañado las denuncias que se han hecho pero el plan, que si bien demoró, está arrancando, se está haciendo el obrador y me lo reclaman a mi cuando las demoras no son culpa de la municipalidad”.

Farizano dijo que las acciones de algunos sectores sociales, políticos y gremiales “están en un nivel de belicosidad que nos resulta incomprensible. Tengo que pensar que lo pasó anoche -por el viernes- lo armó alguien y que las tomas las armó alguien. Cada vez que se da un paso para solucionar algo pasa algo, hay una acción con la que se quiere demostrar que no se está haciendo nada y que la municipalidad es un caos”, enfatizó.

Comentó que contra lo que muchos reclaman la solución “no pasa por actuar con violencia sino por mantenerse firme y buscar alternativas: el desarrollo de la meseta, será revolucionario. Hay 10.000 lotes ahí y lo hemos organizado para dar respuestas a todos los sectores sociales”.

El viernes a la noche, en su casa, recibió la visita y la solidaridad del gobernador Jorge Sapag. También llegó el jefe de Policía Juan Carlos Lepén. Ayer recibió el respaldo del ex intendente Horacio Quiroga


Comentarios


"Hay un nivel de locura que no se puede creer"