Heladerías: la ordenanza duró tan sólo ocho días

La oposición dijo que la decisión“es un error”.




NEUQUÉN (AN).- Los concejales del MPN consideraron “un error” el veto del intendente Horacio Quiroga a la ordenanza que regula la instalación de franquicias de heladerías en el ejido del a ciudad. “Después no nos quejemos cuando los comercios neuquinos empiecen a cerrar como ya está pasando con algunas heladerías que tienen tantos años en la ciudad de Neuquén”, anticipó el edil del MPN Osvaldo Llancafilo, uno de los impulsores del proyecto.

La ordenanza que sancionó por mayoría el Concejo Deliberante determinaba que las productoras de helados comprendidas en una misma razón social, o que pertenezcan a una misma empresa o grupo de empresas, solo podían instalar el 30 por ciento de locales del total del licencias comerciales de heladerías, registradas en la dirección de Comercio del municipio.

El mismo día de la sanción, el intendente Quiroga ya tenía tomada una posición política al respecto, pero recién el jueves pasado por la noche, horas antes de viajar a Buenos Aires, firmó el decreto que “veta totalmente la ordenanza 12522, sancionada el 5 de julio de 2012”.

En los considerando del decreto, la dirección municipal de Comercio y la dirección de Asuntos Jurídicos exponen una serie de inconvenientes que dificultan la aplicación de la norma. Uno de los fundamentos es que no fija una fecha cierta respecto de qué cantidad de habilitaciones se deben tener en cuenta para efectuar la aplicación del porcentaje establecido.

“Nada dice de la estacionalidad del rubro ya que en el verano podrían habilitarse un sinnúmero de comercios que se dediquen al rubro heladería de manera temporaria, lo cual elevaría el total de habilitaciones comerciales sobre las que debería aplicarse el porcentaje establecido en la norma, generando dificultades para su aplicación”, expresa en otro considerando.

Otra de las razones sobre la que se apoya la decisión del veto es que no regula el supuesto de que se establezca el rubro heladería como anexo a la actividad principal. Estos casos no contemplados en la ordenanza “podrán sustraerse de la limitación establecida y superar el límite del porcentaje fijado”.

Los ediles del MPN, quienes se sumaron al proyecto original del concejal del ARI, Juan José Dutto y que luego lo defendieron como propio, consideraron que el intendente se equivocó al vetar la ordenanza. “Estamos convencidos de que el Estado tiene la obligación de que si hay una presunción de que una actividad se puede monopolizar, regularla para que esta situación no suceda”, dijo Llancafilo.


Comentarios


Heladerías: la ordenanza duró tan sólo ocho días