Heridos

Dos españoles y un estadounidense fueron corneados ayer durante el encierro del festival de San Fermín y uno de los astados sembró el pánico durante varios minutos en las calles de la parte antigua de Pamplona. La tensión aumentó cuando uno de los toros embistió a Diego Miralles, lo tiró al suelo y lo mantuvo empitonado durante 30 segundos, mientras otros corredores trataban de alejarlo tirándole del rabo. El hombre quedó colgado de uno de los cuernos. Los otros corredores lograron finalmente arrastrarlo por los pies a lugar seguro. (AP).


Comentarios


Heridos