Heridos y detenidos en enfrentamiento en Cipolletti

Fue entre un grupo de jóvenes y la policía, en las 1.200 Viviendas.

#

Los disturbios comenzaron a la madrugada. Un chiquito de tres años y un sargento de la policía quedaron seriamente heridos. hay cuatro detenidos.

CIPOLLETTI (AC).- Empezó en la mañana cuando un joven intentó agredir a un vecino y terminó horas después con un violento enfrentamiento entre la policía y un grupo de jóvenes en las 1200 Viviendas de Cipolletti.

Un chiquito de tres años que estaba cerca recibió un piedrazo en la cabeza, mientras que un sargento quedó internado con importantes heridas en una oreja y la cara producto de un botellazo. Tuvo que intervenir la jueza María del Carmen García García para que se pudiera detener a los presuntos responsables: tres mayores y un menor de edad.

Todo comenzó cerca de las 8.30 de ayer cuando la policía detuvo a un joven que "aparentemente estaba bajo los efectos del alcohol" e intentaba agredir a un vecino. No faltaron los cruces entre los allegados al demorado y los uniformados, como sucede en otras ocasiones en el barrio. Hubo bronca, pero la situación se calmó. Hasta que poco después un grupo de cinco jóvenes quiso apoderarse de las bebidas que transportaba un camión de reparto de la firma Interlagos y un policía, que intentó evitarlo, recibió un golpe de puño.

Se sumaron más efectivos en apoyo y eso generó la "reacción" de otros grupos que estaban en las adyacencias. Empezaron las corridas por el interior del barrio, los piedrazos e itakazos. Así fue como un nene de tres años recibió un piedrazo en la cabeza, que le ocasionó un corte. Tuvieron que colocarle tres puntos.

Tras este incidente, el panorama parecía que volvía a tranquilizarse. La policía decidió retirar los móviles de las inmediaciones "para evitar que siguieran agrediendo al personal y ver si de esa forma se podían aplacar los ánimos", dijo el comisario Raúl Fuentes, a cargo de la unidad 24.

La medida fue efectiva por poco tiempo. Cuando un patrullero pasaba por Scalabrini Ortiz y Firpo rumbo a un procedimiento, "fue apedreado".

Fuentes dijo que el personal que iba en el móvil "se detuvo para intentar dialogar con los sujetos y pedirles que se calmaran" pero el sargento que iba al volante, Cristian Vidal, recibió un golpe en la cabeza con una botella de cerveza. "Le produjeron lesiones cortándole una vena detrás del oído derecho, como así también cortes en el rostro", dijo Fuentes. Le colocaron ocho puntos en la frente y tuvieron que coserle la oreja.

Esto sucedió a las 13 aproximadamente. Al ver que la situación se tornaba más tensa y grave, la policía pidió la presencia de la jueza García García y el secretario Santiago Marquez Gauna.


Comentarios


Heridos y detenidos en enfrentamiento en Cipolletti