Hicks y Jackson salvaron a Panamá

El encuentro que abrió la tercera jornada fue de lo más atractivo. Mucho debió trabajar el vencedor



NEUQUEN (AN).- Los rendimientos de Michael Hicks (26 puntos) y de Leroy Jackson (20 y 7 rebotes) fueron determinantes para el triunfo de Panamá sobre Islas Vírgenes por 90 a 88.

Entretenido juego. Porque además del resultado dejó en claro que Panamá está en plena recuperación recuperación que por el momento le está asegurando el pasaje a la fase siguiente.

Islas Vírgenes volvió a cerrar el juego con la polémica desatada por las dudas de los arbitrajes. Al menos, esa fue la sensación que quedó y se vio fortalecida por los airados reclamos del plantel.

El argumento del entrenador Tevester Anderson a la hora de negarse rotundamente a participar de la conferencia de prensa fue decir que “como vivimos en una isla perdida en el mundo, a la hora de hacerse justicia no nos tienen en cuenta”.

La paridad fue la constante del partido. A la firmeza de los panameños, el perdedor le opuso la efectividad de Jameel Heywood (31 puntos), alero que ya es uno de los goleadores del certamen.

La primera mitad cerró con una leve ventaja a favor de Panamá (67 a 65), aunque por su trabajo prolijo y mayor peso debajo de los cestos parecía que la diferencia bien podría estirarse.

Esto ocurrió en el complemento. Mientras no podían parar a Hicks ni a Jackson, Eric Cárdenas aportaba sus recobres defensivos para estirar las ventajas.

Sin embargo, a fuerza de apostar por Heywood y por Oliver Taylor, Islas Vírgenes se acercó. A 1″20″, igualó en 85 luego de un robo de White y de una asistencia para Taylor. De inmediato Hicks cometió en ataque la quinta falta y faltando 1´ 03″, pasó al frente por un punto.

Aquí apareció Jackson cargándose a Panamá sobre sus espaldas. Después de un par de faltas que le cometieron (alguna dudosa), el alero volvió a poner las cosas en su lugar y el ganador pasó a ganar por cuatro (90 a 86). El intento final de Islas Vírgenes no pudo ser porque su base Taylor falló un par de intentos de tres y Panamá festejó.

Venezuela vapuleó a Estados Unidos

NEUQUEN (AN).- Lo de Estados Unidos directamente se constituyó en la mayor decepción que se pueda vivir en el marco de este torneo Premundial.

Quien ayer se encargó de enrostrarle la realidad a estos jóvenes, prometedores aunque inexpertos estudiantes, fue Venezuela, que le ganó con claridad, pero sobre todo con tranquilidad 107 a 83.

“Se hace muy difícil motivar a un equipo que viene de perder sus partidos por más de 30 puntos de diferencia. Por lo tanto debemos buscar otros perfiles para jugar con todo el potencial”, explicaba el entrenador Jim Calvin.

Definida la paridad inicial (el primer cuarto finalizó 28 a 20 para los ganadores), el cuerpo técnico decidió aprovechar el momento para rotar el equipo, probar algunas variantes y mantener el ritmo impuesto desde el arranque.

El final de la etapa inicial marcó una diferencia no demasiado notoria teniendo en cuenta lo ocurrido en el rectángulo. Esto se debió a la marcha que le impuso Venezuela a las acciones y al amor propio de algunos elementos del país del norte.

Algo deberá quedar claro: Los jugadores de USA no tienen responsabilidad en esto. Es más, se trata de jóvenes con mucha proyección. No sería extraño que en algunos años varios de estos nombres aparezcan en equipos de la NBA.

Lo que evidentemente les falta es experiencia para enfrentar a otros planteles que cuentan en sus filas elementos con mucha categoría.

Los 34 puntos de Víctor David Díaz, la figura del ganador, los 6 rebotes de Carl Herrera y de Alex Nelacha, varias tapas y algunas vistosas volcadas , fueron lo poco de “pimienta” que tuvo este partido de final más que anunciado.

Papelón justificado

“No consideramos que sea una falta de respeto el haber venido a Argentina a competir con un equipo que no es de los mejores que suele presentar Estados Unidos. No comparto lo del técnico argentino”, respondió Wayne Baker, entrenador del equipo de Norteamérica.

Luego del primer día de competencia, y al observar al equipo que Estados Unidos presentó, el DT Rubén Magnano había calificado como “una falta de respeto para el público de Neuquén y la historia de este deporte”.

Baker esbozó una explicación. “Esto es una emergencia. No nos entregaron a muchos jugadores de la Junior College porque recién comenzó la competencia y tanto los universitarios como los de la NBA están en torneos internacionales”.


Comentarios


Hicks y Jackson salvaron a Panamá