Hidrógeno, el combustible limpio para el 2020

Las petroleras y las industrias automotrices ya tienen toda su tecnología apuntando al nuevo combustible.

La leña fue el único combustible que utilizó el hombre hasta dos siglos atrás y su combustión incompleta ya generaba monóxido de carbono. Finalmente le tocó el turno al carbono fósil, en principio en forma de carbón y después de petróleo.

A fines del siglo XVIII la Revolución Industrial multiplicó la utilización de estos combustibles.

La electricidad resultó una energía limpia y el motor eléctrico una máquina eficiente que no generaba contaminación, ruido ni vibraciones, era fácil de controlar y ofrecía la mejor relación de tamaño-potencia. No en vano desde 1940 las locomotoras diesel en realidad generan electricidad para que sea un motor eléctrico el que mueva las ruedas.

Sin embargo para generar electricidad había que contaminar el ambiente o modificarlo como con las grandes represas. Por otro lado no era un combustible transportable para acondicionarlo a un automóvil. Por todo esto, el monóxido y dióxido de carbono reinaron por décadas.

Por suerte se ha encontrado formas de generar electricidad sin alterar el ambiente y finalmente se descubrió el elemento para poder guardarla y transportarla: el hidrógeno.

Hoy es indiscutidamente el combustible estrella y preguntamos por qué. «Es el elemento más abundante del Universo y disponible en la Tierra, formando parte del agua y la biomasa. Donde hay vida, hay hidrógeno». Lo dice y con pasión Juan Carlos Bolcich, barilochense, doctor en Física y presidente de la Asociación Argentina del Hidrógeno.

La forma más limpia y sencilla de obtener hidrógeno es separando la molécula de agua mediante electricidad y acumularlo en tanques. Cuando necesitamos energía, hacemos pasar hidrógeno por la «Pila de hidrógeno», que en un proceso inverso a la electrólisis genera electricidad, dejando como residuo agua pura y calor. Con ésta podemos iluminar o hacer andar motores eléctricos.

Para que este proceso se desencadene sólo se necesita electricidad, que si la proveemos con fuerza eólica habremos desarrollado la cadena energética más limpia. Sin emisiones tóxicas ni alteración del medio ambiente.

Las compañías petroleras y automovilísticas, conscientes de los cambios inevitables, están a la vanguardia de la investigación . «En el mundo ya hay dos estaciones de servicio en Alemania (Munich y Berlín) y cinco en Japón. Se habla en Alemania de una red de dos mil estaciones de servicio hacia el 2020. La velocidad de esta ola dependerá fundamentalmente de la decisión política, y del costo que tendrá el petróleo», agrega el Dr. Bolcich, también ex director del Invap.

En el Simposio de Energía Eólica e Hidrógeno que se hizo en La Plata el mes pasado, Erik Spinadel, organizador del evento y vicepresidente de la Asociación Mundial de Energía Eólica, acotaba que «De ahora en más los países se dividirán entre quienes sepan producirlo y procesarlo, y quienes tengan que pagarle al que sabe». Y agregaba: «La Patagonia, con sus potentes vientos, es una región privilegiada para cosechar vientos en granjas eólicas y fabricar hidrógeno. Para el 2010 y el 2015 Europa, que ya estará moviéndose con hidrógeno, será un comprador potencial».

Que la Patagonia no esté preparada para este salto energético va a ser la forma más irónica de dejar que la oportunidad se la lleve el viento.

Apuntando al futuro

GRAL. MOTORS

En el Centro Global de Propulsiones Alternativas de Opel (General Motors europea) apuntan a que en Alemania, en el 2010, uno de cada 10 coches vendidos funcione mediante esta pila de combustible (hidrógeno).

CHRYSLER

Tras la fusión con Daimler-Benz, esta compañía es la que va a seguir adelante en este vehículo de nueva tecnología, incluidas varias unidades de Clase V equipadas con pila de combustible, que ya están en fase de pruebas.

EXXON

Conscientes de la constante reducción de las reservas de petróleo en el mundo, Exxon está asociada con General Motors en el desarrollo de la pila de combustible para el automóvil a hidrógeno.

TEXACO, SHELL y ARCO, BP, AMOCO

Estas compañías petroleras se han unido al California Fuel Cell Partnership, una asociación en la que también participan Ford, Volkswagen, Nissan, Hyundai, y trabajan intensamente en el desarrollo de células de combustible. Para el 2003 tendrán en funcionamiento unos 50 vehículos.

DAIMLER CHRYSLER

Ya ha puesto a rodar un coche que funciona exclusivamente con hidrógeno, el Necar 4. Corre a más de 145 kilómetros por hora y puede recorrer más de 450 kilómetros sin repostar. La firma cree que en el 2004 tendrá a la venta autobuses urbanos del modelo Citaro.

Horacio Licera


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora