Hierro de un cartel le atravesó la pierna a un policía

El herido iba en el asiento trasero de un patrullero.



#

Dos pequeños orificios, en el guardabarros y en la puerta trasera del patrullero, muestran por dónde entraron los hierros del cartel (der.).

NEUQUÉN (AN).- Un policía sufrió gravísimas lesiones en un accidente insólito: un hierro desprendido de un cartel se metió por la puerta del patrullero en el que viajaba y le atravesó la pierna izquierda. El suboficial fue operado de urgencia y ahora está fuera de peligro. “Por suerte no le alcanzó la arteria femoral”, indicó el jefe de la comisaría Segunda, Néstor Lepén. El episodio ocurrió ayer alrededor de la 1 de la madrugada en la calle Loncopué, entre Sierra Grande y Lamarque del barrio Belgrano. El patrullero, un Renault Symbol con tres ocupantes, recorría la zona en tareas de prevención porque se había activado la alarma de un comercio. El cabo que resultó víctima estaba sentado en el asiento trasero y a la izquierda. De frente, por la misma calle, circulaba una camioneta Mazda con un tráiler sobre el que estaba montado un largo cartel promocionando a un boliche. Al parecer el viento embolsó el cartel justo cuando ambos vehículos se cruzaban. Dos caños estructurales de cuatro metros de largo y dos centímetros de espesor se desprendieron: el primero se clavó en el guardabarros delantero del patrullero, y el segundo atravesó la puerta trasera izquierda. Lo dramático fue que el hierro también atravesó la pierna izquierda del suboficial, e incluso le lastimó la pierna derecha. De inmediato convergieron hacia el lugar una ambulancia y un móvil de los bomberos con un equipo para quitar la puerta y rescatar al efectivo herido. Otros patrulleros formaron un corredor para que los móviles pudieran desplazarse a toda velocidad con el herido hacia un centro asistencial. El comisario Lepén dijo a “Río Negro” que el suboficial fue operado de urgencia y está fuera de peligro. “Tuvo la fortuna de que el hierro no atravesó la femoral”, señaló el jefe de la comisaría Segunda. En la puerta trasera izquierda del vehículo policial quedó un pequeño agujero como prueba de la violencia con la cual ingresó el hierro. Prácticamente no causó un abollón sino que entró como un puñal. Lo mismo respecto del daño que causó en el guardabarros delantero. El conductor de la camioneta, un hombre de 38 años, fue multado porque no tenía seguro del vehículo ni del tráiler. Además se le secuestró la camioneta, que fue trasladada hasta el departamento Tránsito de la policía. Se iniciaron actuaciones para determinar las causas del accidente con intervención de la comisaría Segunda, el juzgado de Instrucción 1 y el equipo fiscal de turno.

Luis García


Comentarios


Hierro de un cartel le atravesó la pierna a un policía