Hito de la ciencia: presentaron la matriz de los seres humanos

Está listo el borrador con el 97 por ciento del mapa genético. Aseguran que los sectores público y privado trabajarán asociados.



El mapa del genoma humano, una herramienta genética indispensable para la medicina, la biología y el estudio de la evolución del hombre, fue presentado ayer oficialmente por el presidente estadounidense Bill Clinton, desde Washington, el pri-mer ministro británico Tony Blair, desde Londres, y científicos de ambos países.

La comunidad científica internacional calificó el emprendimiento como un “hito histórico de la medicina” ya que permitirá, entre otras cosas, descubrir tratamientos para enfermedades hasta ahora incurables o hereditarias, tratar genes defectuosos o recetar medicinas específicas según el código genético de cada persona.

El anuncio oficial en Estados Unidos se hizo a través de una teleconferencia a las 11 (hora de Buenos Aires) desde la Casa Blanca, con la intervención desde Londres del primer ministro británico, Tony Blair, y con la presencia de uno los responsables del Proyecto Genoma Humano, Francis Collins, y de la empresa “Celera Genomics”, Craig Venter.

Científicos de 16 laboratorios de seis países -Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón y China-, participaron en el Proyecto Genoma Humano de modo paralelo a los trabajos de la empresa privada Celera Genomics.

El anuncio se realizó después de 10 años de investigaciones y casi 2.000 millones de dólares de inversión, que permitieron que científicos en Inglaterra y Estados Unidos confirmaran ayer que se logró descifrar casi la totalidad del código genético humano, del cual el 85 por ciento se decodificó de manera precisa.

Pero los científicos remarcaron que el trabajo recién comienza, ya que por delante quedan dos años de tarea, en la que los expertos de los 16 laboratorios participantes completarán el borrador final, con una fiabilidad del 99,99 por ciento.

Este borrador, que los especialistas esperan tener listo antes del 2003, determinará el orden exacto de los 3.000 millones de pares de bases de “nucleótidos” que conforman la espiral del ADN (ácido desoxirribonucleico) humano.

Según los expertos, el borrador final también permitirá conocer el número exacto de los genes que actúan en el organismo humano, y que se calculan entre 60.000 y 100.000.

Francis Collins, quien dirigió la iniciativa pública desde el Proyecto Genoma Humano, declaró que hoy (por ayer) es un “día feliz para la humanidad, porque se han descifrado las claves de nuestro libro de instrucciones”.

Craig Venter, por su parte, presidente de la empresa Celera Genomics, resaltó la valiosa cooperación que ha supuesto la iniciativa privada en este logro, sin la cual, precisó, “no habría sido posible este anuncio”. Sin embargo, tales amistosas declaraciones estuvieron precedidas de agrias polémicas por el manejo de los nuevos conocimientos.

Los científicos del Proyecto público y Venter –como resultado de presiones políticas– acordaron solucionar sus diferencias y reivindicar conjuntamente esta hazaña científica. Por tanto, los científicos de la iniciativa pública como los de la privada se comprometieron a compartir sus logros con el fin de que la información sea útil para toda la comunidad científica internacional. Sin embargo, hay muchas dudas aún acerca de cómo se facilitarán todos los datos a la comunidad científica internacional.

Hay coincidencias en considerar que la presentación del mapa del genoma humano en un 97 por ciento, efectuada ayer, no es más que el puntapié inicial para el trabajo mayor de los científicos: la determinación de la función de los genes y de su compleja interrelación.

Es cierto que ya se puede pronosticar el desencadenamiento de una serie de enfermedades que se originan en fallas de un solo gen. Pero prácticamente ningún investigador cree que alguna vez se pueda esclarecer totalmente el funcionamiento humano y manipularlo libremente.

Actualmente se conocen 4.000 enfermedades atribuidas a la acción de un gen único, lo que permitiría pensar en una intervención genética relativamente sencilla. Pero en diez años de investigación clínica apenas se ha podido avanzar en este aspecto. Con frecuencia resulta imposible injertar el nuevo gen en las células o hacerlo funcionar de modo permanente. Para los científicos aparece como imposible la “fabricación” de un “hombre perfecto”. Muchas cualidades humanas no son determinables por modificaciones genéticas, subraya Friedrich Cramer, del Instituto Max Planck de Alemania. (EFE, DPA, Télam-SNI)

Clinton y Blair advirtieron sobre los riesgos

El presidente Clinton dijo desde la capital norteamericana que el haber completado el mapa del Genoma Humano es un hito para toda la humanidad porque encierra “un nuevo poder para curar las enfermedades”.

Clinton señaló que este logro revolucionará el diagnóstico médico y el tratamiento de enfermedades como el Mal de Parkinson, la diabetes o el cáncer.

El mandatario norteamericano expresó que “se trata del mapa más maravilloso que produjo la raza humana”, en tanto que Blair afirmó que “esta es una revolución en la ciencia médica”.

No obstante, el líder británico advirtió también los riesgos que el descubrimiento podría encerrar en relación a la manipulación genética, ya que “plantea cuestiones legales, éticas y morales. No podemos resistir los cambios”, dijo Blair en la conferencia.

En el mismo sentido, Clinton también puso el énfasis en equilibrar los “beneficios” de esta nueva herramienta con los “retos” que supone.

Clinton y Blair aseguraron que los científicos del Proyecto Genoma Humano y los de Celera Genomics publicarán antes de fin de año los datos de que disponen y que luego colaborarán mutuamente en el análisis de los resultados obtenidos.

Desde Londres, Blair, que resaltó el “espíritu de colaboración” que ha unido a científicos de EEUU, el Reino Unido, China, Japón, Alemania y Francia, en este logro, advirtió de las cuestiones “legales, éticas y morales” que plantea el hallazgo.

El primer ministro británico subrayó la necesidad de que los datos obtenidos por los científicos queden a disposición pública “y se empleen para el bien común”, no para proyectos que abusen de la medicina o interfieran en la intimidad de las personas.

“Nuestra tarea y nuestro deber es conseguir minimizar las amenazas que estos descubrimientos puedan crear”, afirmó Blair, que calificó el acontecimiento de “el primer gran logro de la tecnología en el siglo XXI”, que revolucionará la ciencia en un grado aún mayor de lo que los ordenadores lo hicieron en el siglo XX.

Tanto el primer ministro británico como Clinton subrayaron su determinación a evitar que el hallazgo beneficie únicamente a unos pocos privilegiados o “estigmatice a un individuo o a un grupo”. (EFE)


Comentarios


Hito de la ciencia: presentaron la matriz de los seres humanos