Holdouts: audiencia inesperada, un día antes de que venza el acuerdo

El 13 de abril la corte de Nueva York se definirá sobre el fallo del juez Griesa.

#

Thomas Griesa, juez de Nueva York. La Cámara de apelaciones define cuál es el destino del acuerdo con los holdouts.

ECONOMÍA

Archivo

La corte de apelaciones de Nueva York fijó para el 13 de abril una nueva audiencia, en la que analizará el pronunciamiento del juez Thomas Griesa que habilita a la Argentina a pagar a sus acreedores, en el marco del litigio que mantiene con los holdouts. La audiencia se celebrará apenas un día antes de que se venza el plazo fijado por el juez para que el país cumpla con el pago de los acuerdos firmados y que disparan el levantamiento de los bloqueos. Según informó en su sitio web la agencia oficial Télam, el tribunal podrá expedirse sobre la apelación de los holdouts de postergar la fecha del 14 de abril, dispuesta por Griesa así como sobre el pedido de los holdouts de postergación de ese plazo. La decisión de la corte se conoce después de que el gobierno de EE. UU. se presentó ante el mismo tribunal como “amicus curiae” de la Argentina en respaldo al levantamiento de los embargos dispuesto por Griesa. El gesto de Washington coincidió con la visita del presidente Barack Obama a la Argentina. La Argentina deberá decidir si continúa con la colocación de los bonos para cumplir el fallo de Griesa o si opta por esperar la decisión de la Corte. El acuerdo cerrado entre el gobierno y los fondos buitre liderados por NML, de Paul Singer, en el marco de la mediación de Daniel Pollack, contempla la posibilidad de extender el plazo de cumplimiento de los compromisos si las partes entienden que el proceso de pago está encaminado. Las condiciones impuestas por el juez determinan que el gobierno haya avanzado en la derogación de la ley Cerrojo y de Pago Soberano y haya salido al mercado a colocar nueva deuda. La audiencia fijada tiene como objetivo analizar el pedido que el mismo Griesa hizo al tribunal en febrero para que lo autorice a levantar la restricción que pesa sobre el país para el pago de la deuda reestructurada y puso como condición que se “se levanten los obstáculos legislativos” y el pago con los holdouts. Para liberar la “injuction” que se encuentra vigente desde junio de 2014, que impide el pago a los bonistas reestructurados, el juez consideró que el bloqueo a los pagos del país va “en detrimento del interés público”, debido “al cambio de circunstancias” generado en los últimos meses a partir del cambio de gobierno.


Comentarios


Holdouts: audiencia inesperada, un día antes de que venza el acuerdo