Homenaje a un marinero que salvó ocho vidas

Tras 55 años, rescatan su nombre en Cipolletti.

CIPOLLETTI (AC).- La gran valentía del marinero José Manuel Durán se conoció casi por casualidad ahora, cuando los escritores cipoleños empezaron a recopilar testimonios para su libro "Voces de mi ciudad". Entre las anécdotas apareció la hazaña de este hombre que en agosto de 1948 le salvó la vida a ocho personas que habían sufrido un accidente en un hidroavión en el río de La Plata. Cuentan que uno de los sobrevivientes, que era un médico reconocido, quiso obsequiarle una importante suma de dinero. Pero él se opuso. 'Gracias doctor -le respondió el héroe- la vida no se paga'.

Durán fue tapa de varios diarios de entonces, pero en Cipolletti, la ciudad donde se crió, a su hazaña la silenció el tiempo. Es por eso que en este centenario de merecidos homenajes, a pedido de la gente de letras se le dará su nombre a la costanera que bordea el río Negro en la isla Jordán. El acto se hará el sábado a las 11, con la participación de integrantes de la Prefectura Naval Argentina y familiares del héroe.

"José Manuel Durán, miembro de una familia tradicional de Cipolletti, falleció en 1977, dejándonos un mensaje de valentía y altruismo, digno de un espacio en la historia grande de Cipolletti", dijeron los escritores.

Durán nació en Buenos Aires el 20 de enero de 1915 y se radicó en Cipolletti cuando sólo tenía tres años. Sus padres eran españoles.

"Juan Manuel concurrió a la escuela 33 y luego de cumplir con el servicio militar (en la Marina) decide ingresar a la Prefectura Naval Argentina (1º/V/42); incorporándoselo como marinero de segunda, siendo su primer destino la ayudantía de Ushuaia. El 1º de enero de 1945 es ascendido al grado de marinero de primera", dice la reseña de "Voces de mi ciudad".

En el libro se relata que por razones de salud de su madre, renunció a la Prefectura en julio de 1946. Pero luego solicitó su reincorporación y tuvo como destino la Subprefectura del Puerto de Buenos Aires. Fue en este medio donde el destino probó su templanza el 29 de julio de 1948, "al participar decididamente en el rescate de los sobrevivientes del siniestro del hidroavión 'Uruguay'", resaltaron los escritores.

Pese a su pretensión de que los hechos no trascendieran, su coraje, su valentía, fue noticia. Los principales diarios relataron su acto heróico.

"Bello gesto del marinero Durán, que salvó a una víctima del hidro. Rechazó toda gratificación porque 'la vida no se paga'", tituló Clarín. El sobreviviente que quiso recompensarlo fue el doctor Moisés Topolevsky.

Los escritores rescataron la historia en el libro que presentarán el viernes, donde reunieron testimonios de los pioneros cipoleños.

"El Centro de Escritores entiende que ante la realidad contemporánea, hechos de esta relevancia deben ser de conocimiento de la ciudadanía y promovidos como ejemplo; más aún por haberlo protagoni

zado un cipoleño", expresaron en la nota que oportunamente presentaron en el Concejo Deliberante para pedir que se designe una calle o un espacio recreativo como "Marinero José Manuel Durán". La solicitud tuvo respaldo institucional. Porque desde el sábado la costanera cipoleña llevará su nombre.


Comentarios


Homenaje a un marinero que salvó ocho vidas