Horacio Quiroga cerró con dardos al gobernador



#

“Se acordó de pronto que la ciudad existía. Que no se olvide después”, tiró el intendente.

NEUQUÉN (AN).- Una concurrida caravana portando banderas, gorras y remeras de colores rojas, amarillas y blancas con la cara de Pechi y la leyenda “yo voto al equipo de Pechi”, cerraron ayer la campaña los candidatos de Nuevo Compromiso Neuquino. La convocatoria comenzó a las 17.30 en el monumento a San Martín para luego caminar por avenida Argentina hasta la globa partidaria que funcionó hasta ayer en el Parque Central. Allí variados géneros musicales sonaban en los autoparlantes y los esperaban para matizar la última tarde de la campaña. Los candidatos de NCN David Schlereth, Leandro López, Karina Montecino, Santiago Montórfano y Lilian Zambrano arribaron a la globa alrededor de las 18.30 y se mostraron cansados por la ajetreada agenda de los últimos días, pero confiados de realizar una buena elección y felices de encontrar en la calle tanta gente que apoya su propuesta. Con ritmo desde cumbia hasta pop, los candidatos eligieron un partener y demostraron sus dotes de bailares, algunos expertos otros no tanto, y hasta se animaron a encabezar el tradicional “trencito”. A la hora de los discursos, Schlereth aseguró que “el domingo va a ser una elección histórica porque va a ser la primera derrota del MPN en una elección legislativa en la ciudad y con el propio gobernador Sapag como jefe de campaña de sus candidatos a concejales”. El cierre estuvo a cargo del intendente capitalino quien coincidió con su primer candidato en que le ganarán al MPN. “Le vamos a ganar al gobernador que de pronto se acordó de que la ciudad de Neuquén existía y anunció millones de inversiones en obras que hace años tendría que haber hecho. Ojalá que después de la derrota del domingo no se olvide y comience con los procesos licitatorios para la ejecución de estas obras que son tan necesarias para mejorar la vida de nuestros vecinos”, disparó Quiroga.

Matías Subat


Comentarios


Horacio Quiroga cerró con dardos al gobernador