Horas libres abundan en los secundarios de Roca

Es alarmante la falta de profesores en ese nivel.



#

Los estudiantes están preocupados y hasta aburridos de tantas horas libres. Y lo que es peor: no aparecen docentes a cubrir espacios.

ROCA (AR).- “No sé, al principio está bueno. Nos vamos antes o tenemos horas libres, ja ja. Pero después... no sé, parece que uno no aprende nada. ¡Vamos a quedar burros como dice mi vieja!... Capaz tiene razón, no sé para qué venimos entonces al cole”. Nicolás duda un poco de sus palabras y ríe. Ríe todo el tiempo, como nervioso. Mira de reojo a sus compañeros que están a sólo unos metros más allá, y habla bajo, como para que el resto no lo escuche y no le de vergüenza decir lo que siente –con otras palabras- a pesar de que suene “mal” para “el resto”: que tiene ganas de aprender. Aprender bien, como se debe. Ni más ni menos.

Nicolás tiene quince y enorme lucidez. Está parado frente a un colegio secundario, en las “afueras” del centro roquense, y cuenta –porque “Río Negro” se acercó a preguntarle– cómo es no tener clases, sistemáticamente, desde que comenzó el ciclo lectivo por falta de profesores.

Betiana, es una jovencita de casi 17, de una escuela del centro, que le preocupa el tema y no le interesa hablar con rodeos. “Yo lo único que quiero es recibirme. Ya estoy pensando en seguir una ingeniería, averigüé de todo y, a esta altura, no me interesa estar al pedo, perder horas. Porque antes me llevaba cuatro o cinco materias, no me importaba, pero ahora, lo único que quiero es salir, terminar para poder hacer otra cosa y ¿cómo puedo hacerlo si acá no aprendo nada?”.

Son apenas algunos testimonios recogidos y escuchados, entre varios más, coincidentes en general, con el de otros chicos y también autoridades de Educación y directivos de escuelas de Nivel Medio.

“Nos cambian a cada rato los profesores y después quieren que aprendamos, y ¡saquemos la materia! Que se dejen de joder y se pongan las pilas. que les paguen mejores sueldos...”, mencionó Martín, al borde del exabrupto, al lado de la joven, también de 17.

¿De qué se trata? De “otra realidad” de los colegios secundarios. Más allá de la crisis educativa, del debate sobre la calidad del aprendizaje, de los contenidos, de las dificultades propias y ajenas...

Se trata del “desmantelamiento” –según lo define el director del CEM 9, de Roca, Luis Canavero- que están sufriendo los establecimientos, a nivel docente. “Se nos están yendo los profesores –resume, preocupado– y no es de hoy ni de ayer, está pasando desde los últimos años, pero ahora el problema parece haberse acentuado. Tenemos una grilla de Química donde todavía no tenemos profesores. En poco tiempo hemos perdido más de 15 profesores formados que dejaron la actividad y me quedé hasta sin vicedirector”. Al CEM 9 asisten unos 820 chicos que integran un total de 28 divisiones.

Y el panorama no es muy distinto al del CEM 1 de esta ciudad. Y al de tantos otros. También éste tiene una matrícula que supera los 800 estudiantes, y durante cada semana deben pujar por profesores en las asambleas de nivel medio.

“Creo que por distintos motivos, hay docentes que renuncian o piden licencia, y todas las semanas tenemos horas para cubrir. A nosotros nos pasa sobre todo en las materias exactas -matemática, física, química-. Y son cuestiones que se reiteran al no haber profesores con formación docente. Generalmente son profesionales que empiezan pero cuando consiguen una mejor alternativa laboral, dejan”, explicó Marisa Alcaraz, directora del CEM 1.

“Desde que comenzaron las clases este año, desde febrero, todas las semanas estamos haciendo asambleas de designación de personal suplente o interino, por las reiteradas renuncias y licencias que solicitan”, señaló el supervisor de Nivel Medio, Daniel Vitullo.

“Por diferentes motivos, hay docentes que aceptan algún cargo y a los dos días renuncian o ni siquiera se presentan a cubrir las horas. Esto ocurre en prácticamente todos los secundarios, la situación se repite en el 9, el 1, el 16, el 43”, agregó.

Por esta razón, opinó Vitullo, se debería revisar el régimen de designación de docentes, lo cual fue planteado ya en el 2006, advirtió. (Ver aparte)

Los padres no son ajenos a esta crisis, y las consultas y reclamos también son constantes.

El factor salarial no está ajeno del “vaciamiento que estamos teniendo todas las escuelas medias”, polemizó Canevaro, “la modalidad de Biotecnología que tenemos prácticamente fue desmantelada por un profesorado de Ciencias Naturales que abrió. Hay materias que, desde que comenzó el año, todavía no han arrancado”, sostuvo, “hasta sin vicedirector quedé. Y yo, con 27 años de antigüedad y como director más de 9 años, tengo un básico de $1.200...”.


Comentarios


Horas libres abundan en los secundarios de Roca